…y todavía hay más retos adelante

Author: No hay comentarios Share:

Los retos para replicar el éxito de Texas en la explotación de yacimientos no convencionales tienen distintas caras. En ocasiones anteriores hablamos de los retos técnicos y económicos de estos proyectos, pero como proyecto multifacético, hay más áreas de retos por vencer.

Además de los problemas de infraestructura, César Ortega, director de operaciones de Lewis Energy, señaló otro grupo de retos que están relacionados con problemas propios de México.

Estos retos son, en su visión, definitorios para asegurar si se podrá detonar la actividad en México o si se quedará sólo en un buen potencial:

  • Acceso al agua.

Es necesario poner en su justa dimensión el volumen real del agua que demanda la industria de exploración y producción de hidrocarburos. Actualmente hay permisos para explotar 2 mil millones de metros cúbicos al año de agua en el norte del país.

“Para un equipo de perforación que pueda operar permanentemente, se requiere 1 millón de metros cúbicos al año. Existe suficiente agua. Nosotros no competimos por el agua (…) ese es un mito que tenemos que eliminar. El consumo es importante, pero no es al nivel que la gente cree”, explicó Ortega.

Además, el suministro del agua para la industria energética está en el séptimo lugar de prioridad frente al consumo humano y para distintas actividades productivas.

 

  • Acceso a la tierra.

El nuevo modelo energético mexicano fue vanguardista al establecer reglas de negociación entre los propietarios de la tierra y las empresas que buscan operar un proyecto petrolero en estos terrenos.

Esta iniciativa, si bien es muy positiva, toma casi 300 veces más tiempo en llevarse a cabo que en otros lugares, como Texas. En México los procesos de negociación se conducen en periodos de entre 280 y 270 días, mientras que en Texas este proceso toma 2 días.

 

  • Seguridad.

El desarrollo de no convencionales requiere de 24 horas, 7 días a la semana. El desarrollo de yacimientos es complejo en México dado que aún no están garantizadas las condiciones de seguridad para el traslado de personal y equipo libremente. Esto representa un reto importante para las compañías cuando realizan su planeación logística de trabajo.

Cabe destacar que el costo de seguridad en el caso de los yacimientos no convencionales es un factor que puede determinar la viabilidad económica de un proyecto.

Previous Article

Amín Vera: Socializando la inversión en energía: los SPACs como herramienta

Next Article

El efecto del shale en Texas

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *