Leonardo Beltran y Nelson Mojarro: Innovación en Captura y Secuestro de Carbono (CCS)

Author: No hay comentarios Share:

Por: Leonardo Beltran y Nelson Mojarro

La oportunidad de Iniciativas internacionales como la Oil and Gas Climate Initiative (OGCI) y Misión Innovación (MI)

Cuando se aprobó el Acuerdo de París durante la COP21 en 2015, los gobiernos enviaron un mensaje claro para urgir acciones que ayuden a reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero para mantener el calentamiento global en un escenario de 2°C.

Durante la COP21 también fue lanzada la iniciativa Mission Innovation (MI) —originalmente fundada por 20 países (entre ellos México)1— en la cual cada gobierno se compromete a duplicar su inversión en investigación y desarrollo de energías limpias en los próximos cinco años. El anuncio de MI se realizó acompañado del de un grupo de inversionistas liderados por Bill Gates denominado Breakthrough Energy Coalition, quienes anunciaron una inversión de 1 billón de dólares para el desarrollo de tecnologías limpias en países miembros de MI —aunque a la fecha no han empezado sus inversiones.

MI busca, principalmente, contribuir a revigorizar y acelerar la innovación en energías limpias con el objetivo de contar con energías limpias asequibles. A la fecha suman ya 22 países miembros desde su lanzamiento, además de la adhesión de la Unión Europea. El compromiso conjunto de los miembros, representa aumentar de 15 billones de dólares a 30 billones de dólares la inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) en tecnologías limpias hacia el 2021.

En la COP22, MI anunció los siete retos tecnológicos en los que los países enfocarán sus esfuerzos de colaboración:

  1. Redes Inteligentes

  2. Acceso a la electricidad fuera de la red

  3. Captura y Secuestro de Carbono

  4. Biocombustibles sustentables

  5. Conversión de luz solar

  6. Desarrollo de materiales avanzados de energía limpia

  7. Tecnologías de enfriamiento y calor asequibles en edificios

El incremento sustantivo del compromiso de la inversión gubernamental, brinda una clara dirección y ritmo necesario para alcanzar las metas climáticas. Sin embargo, aunque se invierta en grandes cantidades y de forma estratégica, requerirá de una gran participación del sector privado para llevar las tecnologías al mercado y hacer realidad los objetivos.

De acuerdo a recientes cálculos de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés), prácticamente el 80 por ciento del total de la inversión en I+D en energías limpias se realiza por el sector público. Esto representa una oportunidad para que el sector privado tome un papel más activo y genere mayor pull de tecnologías y posibles breakthroughs para alcanzar la meta de mantener el incremento global en la temperatura en 2°C.

La IEA publicó este año un reporte para hacer un rastreo del avance de las tecnologías limpias donde sólo la energía solar y la eólica van en la trayectoria para cumplir el escenario de 2°C. Aunque se ha manifestado que la captura y secuestro de carbono (CCS) jugará un rol determinante para el control y reducción de las emisiones contaminantes —así como para la transición hacia una economía baja en carbono— es una tecnología con un muy bajo grado de utilización (representa alrededor del 5 por ciento del total de la inversión en I+D en energía  como lo muestra la gráfica 1). Para que la CCS pueda contribuir a alcanzar el escenario de 2°C, la IEA estima que se requiere multiplicar por diez el nivel de inversión actual.

Gráfica 1. Inversión Pública en I+D+D de países miembros de IEA (millones de dólares)

Fuente: Agencia Internacional de Energía (Technology Clean Energy Progress) 2017.

En 2015, en preparación para la COP21, las compañías de petróleo y gas más importantes lanzaron la Oil and Gas Climate Initiative (OGCI) con el fin de contribuir a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. En esta iniciativa participan BP, CNPC, Eni, Pemex, Reliance, Repsol, Saudi Aramco, Shell, Statoil y Total. La iniciativa  involucra personalmente a los directores generales de cada compañia.

La OGCI se comprometió a realizar inversiones por 1 billón de dólares durante los próximos 10 años. Esta contribución es simbólica en comparación con los presupuestos individuales de algunas de estas empresas de más de 500 millones de euros en I+D y con  relación al tamaño del reto. Sin embargo, es una gran señal sobre la importancia de la innovación para enfrentar uno de los retos más grandes que enfrenta la humanidad, particularmente el papel que juega la tecnología para hacer sustentable las operaciones de recursos convencionales.

Las áreas de interés para las inversiones de OGCI son:

  • Captura, Secuestro y Utilización de CO2

  • Reducción de emisiones de metano

Las iniciativas internacionales como OGCI y MI pueden ser una gran plataforma para poder coordinar los intereses globales y privados en el desarrollo de tecnología. El caso de CCS es emblemático por la alineación de intereses entre OGCI y MI para impulsar esta tecnología, que habilitará una operación limpia y sustentable de los hidrocarburos y contribuirá a reducir la participación del sector energético al presupuesto global de emisiones de gases de efecto invernadero, además de desarrollar talento, capacidad de innovación y nuevos mercados.

México por su parte está jugando un papel proactivo en el desarrollo del ecosistema de innovación y particularmente en CCS, al desarrollar una hoja de ruta en la cual participan tanto el sector privado como instituciones nacionales para desarrollar talento, infraestructura y conocimiento.

El éxito de MI y OGCI va a depender no sólo del liderazgo de los directores generales y del trabajo de los gobiernos en cumplir sus compromisos presupuestarios, sino en una mayor coordinación de los esfuerzos público-privados que permitan escalar y multiplicar las plataformas de desarrollo tecnológico y acelerar el proceso de innovación para su eventual despliegue a escala comercial a nivel mundial.

Leonardo Beltran y Nelson Mojarro

Leonardo Beltran Rodriguez es Subsecretario de Planeación y Transición Energética de la Secretaría de Energía y Nelson Mojarro González es Representante en Europa de los Fondos de Innovación del Sector Energético.


1Los miembros de MI representan en conjunto, el 80% de la inversión mundial en investigación y desarrollo tecnológico de energías limpias.

Previous Article

Aguas profundas: la mayor fuente de crecimiento petrolero

Next Article

La Frontera de la Frontera

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *