Sugerencias para considerar en la regulación de impacto social

Author: Share:

Como explicamos en el artículo central, el nuevo modelo energético mexicano creó un nuevo marco para vincular las relaciones de una empresa del sector con la comunidad que se verá impactada por sus actividades. Esto representa una gran oportunidad para replantear, en los términos más constructivos posibles, las reglas y ordenamientos que regulan las interacciones entre empresas y gobiernos.

Actualmente están en proceso de consulta pública las reglas para pactar las contraprestaciones por el uso de la tierra y las disposiciones que norman la realización del estudio de impacto social, ambas presentadas desde la Secretaría de Energía (Sener) con el objetivo de instrumentar esta relación bilateral. Estas reglas construyen sobre el marco legal que sentaron la Ley de Hidrocarburos y sus reglamentos publicados en 2014.

Específicamente sobre las contraprestaciones por el uso de la tierra, el documento de Sener retoma las disposiciones de la Ley al definir los montos mínimos y máximos que se pueden pagar a los propietarios de las tierras (sean personas privadas o comunidades ejidales) por el uso de las mismas y daños que se pudieran ocasionar: entre 0.5 y 2 por ciento de la utilidad después de impuestos (se calcula restando el pago de obligaciones de regalías, impuestos y otros gastos a los ingresos totales que genere el proyecto petrolero) por la extracción de petróleo y de entre 0.5 y 3 por ciento si se extrae gas natural no asociado.

Esto es positivo, pues genera un beneficio para los dueños del terreno en condiciones donde la forma y la periodicidad para hacer los pagos se definirán por ambas partes (propietarios y empresas) en cada contrato. Sin embargo, es necesario cuidar que en la regulación que finalmente se apruebe, no se generen cuellos de botella como los que se pueden propiciar si las reglas para efectuar los pagos de contraprestaciones son muy prescriptivas. Regulaciones demasiado estrictas o detalladas podrían inhibir que realmente se construya un modelo de Creación de Valor Compartido (CSV), privilegiando un tema monetario o transaccional.

Previous Article

Ernesto Borda: La Licencia Social: de la transacción a la cooperación

Next Article

Ganando Licencia Social

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *