Ganando Licencia Social

Author: Share:

Hace unos años, IPIECA —la asociación mundial de la industria de petróleo y gas para temas ambientales y sociales— elaboró una guía donde identifica no sólo los principios que deben regir la relación entre empresas y comunidades, sino las tendencias de proyectos que han sido efectivos.

Aunque creemos que todos estos se deberían ajustar y abordar desde la perspectiva de CSV, que explicamos en nuestro artículo central, los hallazgos de IPIECA (que se van a actualizar y robustecer en unos meses con nueva información) siguen siendo muy valiosos. Estos son los más importantes.

  1. De ladrillos a programas de desarrollo

    Muchas compañías han encontrado que la caridad, los pagos en efectivos y los programas de infraestructura no funcionan si se los ve como elementos aislados sin un compromiso integral. En lugar de sólo entregar este tipo de ayudas, las empresas enfocan sus capacidades en generar proyectos de espectros tan amplios como sea posible donde se incluye apoyar el fortalecimiento de las instituciones, capacitación de los habitantes en nuevas tareas, el desarrollo de empresas locales y la creación de actividades sustentables que generen ingresos constantes a los habitantes más allá de la actividad petrolera.

     

  2. Mejorar las capacidades de las autoridades locales

    En muchas comunidades del mundo, las empresas petroleras han hecho aportaciones para mejorar el desempeño de autoridades locales, como introducir mejores prácticas de transparencia, sustentabilidad y posesión de las tierras. Además, buscaron impulsar las capacidades de respuesta de los gobiernos a las demandas y solicitudes de sus propios ciudadanos.

     

  3. Hablemos de lo que se necesita

    IPIECA señala que la falta de involucramiento de las autoridades y las comunidades en las actividades que se generarán con una estrategia de impacto social, propiciarían desconfianza y proyectos que no despegan o no son los más adecuados. Como resultado, las empresas buscan una relación más cercana con sus comunidades al promover actividades de acercamiento y de cohesión social que integre a la empresa con los ciudadanos y las instituciones de gobierno.

     

  4. Asociaciones locales

    Para que los programas sociales sean más efectivos y robustos, las empresas buscan en las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), las agencias de gobierno, universidades y otros representantes sociales a los aliados que necesitan para conocer las necesidades sociales y ofrecer apoyo en el desarrollo integral.

     

  5. Entender las causas-raíz

    Las tendencias más recientes de trabajo social no buscan sólo resolver un problema superficialmente sino entender la raíz de la problemática social. Por ello, los análisis de los requerimientos se han sofisticado para atender la causa original. IPIECA señala que un ejemplo es apoyar en la construcción de una estrategia de educación en lugar de sólo construir escuelas.

     

  6. Sumar esfuerzos

    Algunas empresas han logrado lanzar proyectos sociales tan importantes que en su evolución y crecimiento atraen a otros organismos, instituciones, empresas e iniciativas que buscan aportar ahora al proyecto, generando una bola de nieve que crece y multiplica los beneficios para una comunidad.

Previous Article

Sugerencias para considerar en la regulación de impacto social

Next Article

La recuperación mejorada: otra forma de descubrir petróleo

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *