¿Qué propone el proyecto de Nación?

Author: Share:

Pejenomics hace un recuento de las 6 propuestas clave del Proyecto Alternativo de Nación. Estos puntos tienen su total aplicación al nuevo modelo energético mexicano si se alinean las visiones de ambos esquemas.

Aquí te explicamos en qué medida 5 de estos 6 puntos tienen su aplicación:

 

  • Propiciar condiciones para la competencia

Con la continuidad del modelo energético, más empresas petroleras (tanto operadoras como de servicios) llegarán al país, ampliando las posibilidades para obtener productos y para generar un modelo de competencia en las adquisiciones del gobierno federal y de las empresas estatales.

La competencia ha sido un factor que le ha dado reconocimiento mundial al sector energético mexicano por la capacidad para atraer a empresas de distintos giros —desde las grandes compañías con portafolios de proyectos diversos hasta las independientes que buscan un tipo particular de proyectos. En vez de que una sola empresa y sus contratos determinen los costos, el Estado mexicano está eligiendo al mejor participante en cada paso de la cadena de valor – el que agrega más valor o reduce más los costos.

 

  • Crear un fondo mixto de inversión pública y privada para detonar proyectos de infraestructura

La creación de un fondo de estas características podría ayudar en el sector energético a detonar proyectos que requieren del apoyo gubernamental para desarrollarse.

Este tipo de proyectos pueden desarrollarse en conjunto con Pemex para el transporte de combustibles o para modernizar infraestructura existente.

El Fondo Mexicano del Petróleo, que no es un fondo mixto como otros fondos soberanos, puede ser clave para el desarrollo del país si se genera el suficiente ahorro de largo plazo.

 

  • Aumentar y diversificar las exportaciones

Una mayor producción de hidrocarburos es un apoyo para elevar la oferta interna de energéticos, los cuales también se pueden exportar. En algunas regiones del país se pueden exportar estos productos hacia a mercados externos (como Centroamérica, Europa o Asia), aunque en otras exista un déficit de insumo el cual se abastezca con importaciones. Esto le puede permitir a Pemex y a las nuevas empresas petroleras mexicanas a aprovechar los precios de otros mercados.

 

  • Aplicar una política de cero endeudamiento y baja inflación

El nuevo modelo energético permite el crecimiento sin endeudamiento. Al permitir que otros capitales inviertan a su costo y riesgo (y no del Estado), se evita que las empresas nacionales se endeuden para materializar el desarrollo del sector.

 

  • Favorecer los programas universales que detonan el consumo y las economías regionales.

El desarrollo de los distintos yacimientos petroleros mexicanos es un punto de desarrollo para las economías locales donde están localizados estos proyectos.

Un ejemplo es Tamaulipas, quien en meses recientes ha fortalecido su imagen como destino de inversiones para el desarrollo de los recursos no convencionales. En este mismo proceso de desarrollo pueden estar Veracruz, Campeche, Chiapas, Oaxaca y Nuevo León, además de otros estados que recibirán actividad de la industria.

Previous Article

Opiniones encontradas sobre la reforma energética no ayudan a nadie

Next Article

¿Qué pasó en Irán y cómo afecta a México?

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *