IPIECA: La Reforma Energética y las buenas prácticas mundiales para atender el impacto social en la industria petrolera

Author: Share:
Por: IPIECA

Debido a la Reforma Energética de México, la industria del gas natural y del petróleo está cambiando a pasos acelerados: nuevos yacimientos se están descubriendo y el país está atrayendo inversiones significativas. A la par de este desarrollo, es crítico para asegurar la viabilidad de la reforma energética en el largo plazo, que los derechos sociales y humanos sean una prioridad, además de que la industria debe incorporar a sus actividades marcos de trabajo internacionales y protocolos de buenas prácticas.

La industria del gas y del petróleo y los derechos humanos

La industria contribuye en numerosas formas a la sustentabilidad. Esto incluye la generación de trabajos directos e indirectos, asegurar el acceso a la energía que permita el desarrollo de actividades económicas y sociales; contribuir con sustanciales pagos de impuestos y otros tipos de regalías gubernamentales; permitiendo el desarrollo de tecnologías avanzadas y de productos a través de la inversión en investigación y desarrollo; promoviendo el contenido local y el espíritu emprendedor asociados a la capacidad de construir; invirtiendo en el largo plazo al desarrollo económico y social en el largo plazo de las comunidades donde operan; y gestionando los impactos de sus operaciones mediante al enfatizar la protección ambiental, seguridad industrial y derechos humanos.

Las operaciones de la industria del gas y del petróleo —incluyendo tanto los proyectos en tierra como costa afuera— pueden tener una variedad de impactos en las comunidades locales, que van desde asuntos de acceso y calidad del agua, la preservación del capital cultural, hasta el acceso a las tierras. Como tal, es importante que las compañías estén conscientes del impacto que generan, pues las comunidades pueden ser altamente dependientes de estos recursos naturales para su desarrollo económico o para su subsistencia. Por ejemplo, para un proyecto costa afuera,una compañía puede ser obligada a respetar una zona específica de exclusión que podría impactar la actividad local de pesca. De igual manera, en un proyecto terrestre, la adquisición de tierras puede estar limitada por una zona de salvaguarda que puede impactar las actividades locales de agricultura.

Afortunadamente, hay una larga historia de acciones y de progresos que ha alcanzado la industria del gas natural y del petróleo junto con sus grupos de interés en temas de derechos sociales y humanos alrededor del mundo. Por varias décadas, los marcos regulatorios, las normas de calidad y las buenas prácticas han sido desarrollados a través de asociaciones como IPIECA y , en un ala más internacional, por Naciones Unidas, por instituciones financieras internacionales y por organizaciones no gubernamentales. Estos marcos de trabajo son utilizados por distintas compañías para guiar sus operaciones, respetar sus derechos humanos y sus necesidades comunitarias.

Está en el mejor interés de una compañía administrar los impactos sociales y humanos mientras éstos tienen un potencial significativo para interrumpir, retrasar, o incluso prohibir los proyectos petroleros. Una interacción oportuna y una administración de los impactos en las comunidades son elementos básicos y centrales para que la compañía pueda construir un ambiente de confianza y tranquilidad al mismo tiempo que mantendría la licencia de operar. Las compañías que no cuentan con la licencia social para trabajar, pueden verse expuestas a riesgos como protestas, bloqueos, o incluso a la presión comunitaria hacia autoridades locales o nacionales para que les rescindan los permisos de trabajo, al igual que a incidentes relacionados con seguridad, sabotaje y huelgas. Las compañías pueden buscar alternativas para evitar esos resultados al involucrarse a través de consultas públicas efectivas y promoviendo la comunicación con las comunidades sobre los impactos y beneficios de un proyecto así como las soluciones que se proponen.

El papel de IPIECA

IPIECA, la asociación mundial de la industria del gas y del petróleo en temas ambientales y sociales, con 62 miembros, juega un rol de liderazgo para promover el entendimiento de la industria de su deber para operar responsablemente y contribuir proactivamente a la sociedad en los aspectos donde puede hacerlo. Por más de 40 años hemos trabajado con nuestros miembros para desarrollar guías de buenas prácticas, entender e implementar estructuras de trabajo como los Principios Voluntarios en Seguridad y Derechos Humanos, y los principios de Naciones Unidas en Negocios y Derechos Humanos.

Los miembros de IPIECA toman como base los principios de que al administrar los impactos locales así como maximizar los beneficios sociales y económicos de su presencia en una región, son elementos esenciales de un proyecto. Perseguir estas metas sirve para que las compañías administren sus propios riesgos al igual que los potenciales impactos en la gente y en el ambiente.

Es crucial que las compañías que están entrando al mercado mexicano y que seguirán participando en el futuro, tomen las experiencias de las lecciones ya aprendidas al utilizar las buenas prácticas internacionales para administrar sus riesgos de impacto en las comunidades. Esto permitirá asegurar que el desarrollo de los recursos genera beneficios tanto para las comunidades locales, como para la sociedad en general y a las mismas compañías. IPIECA está en la mejor disposición de apoyar a sus miembros en su camino hacia la construcción de la nueva era de la industria petrolera de México. Con la reciente adhesión de Pemex y Amexhi (la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos) a IPIECA, la oportunidad para que la industria colabore para alcanzar esta meta es más fuerte que nunca.

 

IPIECA

Es la asociación mundial de la industria del gas y del petróleo en temas ambientales y sociales.

Para mayor información sobre este organismo y sus múltiples documentos de análisis y sugerencia, visite IPIECA.org

Previous Article

Licencia social: de burocrática a estratégica

Next Article

Recomendaciones para una evaluación de los riesgos above ground

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *