Pulso Semanal del 8 de enero: El tiempo para revertir la declinación petrolera parte 2 / ¿Dónde está el petróleo de mañana? / Inversiones y exploración

Author: Share:

Durante la crisis del tema de gasolinas, se ha criticado mucho que la escasez no es sólo respecto al producto, sino también respecto a la información disponible para entender la problemática. Quizás sea por razones de seguridad, debido a lo delicado del tema, pero poco ayuda a que las distintas vertientes del tema se puedan ir esclareciendo.

En nuestro tema en específico, tenemos abundancia de información. Como explicamos en nuestro último reporte de 2018, Pemex hizo públicos, entre otros datos, sus pronósticos mensuales de producción durante todo el sexenio.

La curva de crecimiento de la producción que plantean tiene, esencialmente, dos componentes. El inmediato —que analizamos la última semana— depende de terminaciones de pozos e incremento en la producción de activos que ya están en línea. De acuerdo a los números planteados, esta estrategia debería estar dando resultados en menos de 4 meses.

El componente más determinante, sin embargo, es el de largo plazo. Aquí, como los datos de Pemex demuestran, no hay de otra más que apostarle al descubrimiento de “nuevas áreas”. Y en exploración, la parte donde los petroleros se enfrentan al riesgo geológico, se necesita información geológica, tecnología, pericia operativa – y un poco de suerte.

Más allá de esto, se necesitan grandes inversiones para sostener actividades que, operativamente, conllevan mucho riesgo, es decir, los inversionistas deben estar dispuestos a perder dinero en el corto y mediano plazo. ¿Es suficiente el dinero que le han presupuestado a Pemex para que nos sintamos optimistas sobre la posibilidad de alcanzar las metas planteadas? ¿Hay suficientes plays interesantes recibiendo atención de Pemex como para que puedan dar resultado en 3 años? ¿Cuántas compañías están evaluando las oportunidades para asegurar que no se descarten otras?

A eso dedicamos nuestro análisis de la semana.

Por si te lo perdiste

  • Antes de cerrar 2018, la Fundación para la Investigación de Políticas Energéticas (EPRINC) publicó un análisis sobre México y los efectos del modelo energético. Un párrafo resume buena parte del análisis de Michael Lynch: “El nuevo modelo energético de México ya atrajo alrededor de mil millones de dólares en bonos de las compañías; un monto similar, en pago por derechos e impuestos antes de tener una producción; mil millones de dólares en pozos y actividad en campo y 2 mil millones en estudios sísmicos; así como la posibilidad de invertir 161 mil millones de dólares. Es muy probable que los primeros descubrimientos que se han hecho en aguas someras, alcancen una producción de hasta 400 mil barriles diarios. Con esto, los ingresos del gobierno deberían ser de 7 mil millones de dólares al año, incluyendo ya los pagos por ocupación de la tierra, los cuales podrían ser mayores, si el gobierno continúa con la licitación de bloques”.  No se lo pierdan.

 

  • Tampoco dejen de leer el último reporte de progreso anual que publicó el grupo de trabajo de EITI México en diciembre. Esta es una de las piedras angulares en el camino hacia la transparencia.

 

  • La Agencia Internacional de Energía publicó también un comentario sobre las posibilidades para explotar yacimiento no convencionales (tight oil) en el mundo. La Agencia refrenda lo que ya habíamos adelantado: México es una de las potencias en este tema que podría desarrollar sus recursos con éxito junto con Argentina, Canadá y Rusia.

 

Gracias por leernos!

Pablo

pablo.zarate@pulsoenergetico.org

Previous Article

Pulso Semanal del 15 de enero: Los riesgos de depender de pocos activos / Las nuevas regiones productivas / Inventarios de petróleo

Next Article

Pulso Semanal del 17 de diciembre: ¿Quieres saber, mes con mes, cuánto planea producir Pemex?

Recomendaciones