Pulso Quincenal del 21 de mayo: El avance en los pozos comprometidos / Los pozos en aguas profundas / Las áreas del Plan Quinquenal

Author: Share:

Cuando vemos los indicadores de avance de los contratos petroleros, constantemente nos enfocamos en el volumen de producción. Aunque este es un dato de mucha importancia, suele dejar de lado otros indicadores intermedios igualmente importantes que hablan del nivel de actividad que se está desarrollando antes de que se produzcan los primeros barriles. Uno de ellos es el número de pozos perforados y el avance en el compromiso mínimo de trabajo.

El enfoque casi permanente en producción quedó de manifiesto, por ejemplo, en la reciente reunión que tuvo Amexhi con la comisión de energía del Senado donde éste fue uno de los temas principales, pero, como se comentó en la reunión y como explicamos en nuestro artículo central, la perforación de los pozos tiene un avance importante. Hoy, menos de 5 años de que se otorgara el primer contrato petrolero, ya tenemos 19 pozos perforados o por iniciar perforación de los 131 comprometidos.

Antes de hacer cualquier juicio sobre los números, es necesario tomar algunos datos de contexto:

  1. Los 19 pozos son derivados de las licitaciones de la Ronda Uno, donde las empresas han tenido más tiempo para evaluar sus áreas o arrancaron en etapa de desarrollo y producción. Esto significa que aún no hemos visto la actividad que se va a detonar por las Rondas 2 y 3 y por aguas profundas de la Ronda Uno.
  2. El 14.5 por ciento de avance se da a menos de 5 años de que se firmara el primer contrato. Como contexto, otros países como Colombia o Brasil todavía no tenían una licitación convocada 5 años después de haber realizado sus reformas energéticas.
  3. En el caso de los pozos exploratorios, aquellos que ha realizado la industria a partir de los contratos, han llegado a representar casi el 30 por ciento de los pozos exploratorios totales del país en un año.
  4. La CNH ha aprobado, hasta el momento, la perforación de 331 pozos a realizarse en las áreas que fueron otorgadas en las rondas. Esto no significa que todos se van a perforar, pero es un indicador de la actividad que se puede detonar.

El reto que tenemos como país es poder sostener el nivel de actividad o incrementarlo más allá de estos compromisos mínimos de actividad que terminarán en 2022 si no hay nuevos proyectos operando.

Gracias por leernos.

Alejandra

alejandra.lopez@pulsoenergetico.org

Previous Article

#PulsoIMCO Macario Schettino: Las oportunidades del sector energético mexicano

Next Article

#PulsoIMCO con Oscar Roldán: Los indicadores de éxito de la reforma energética

Recomendaciones