El avance en los pozos comprometidos

Author: Share:

Uno de los indicadores intermedios para evaluar el desempeño de los contratos petroleros es el número de pozos perforados y terminados que hablan del nivel de actividad que se está desarrollando antes de que se produzcan los primeros barriles.

  • En las licitaciones petroleras se comprometió la perforación de 131. De éstos, hasta este momento, se han perforado 18 y uno más está en proceso. Esto implica un avance de 14.5 por ciento sobre la meta total planteada.
  • La mayor parte de los pozos que ya se han perforado corresponden a campos terrestres y aguas someras. El pozo en proceso de realizarse está en aguas profundas.
  • Los pozos que se han perforado son parte de la actividad comprometida en las primeras licitaciones de la Ronda Uno. En los siguientes meses se incorporará la actividad de los contratos de las rondas 2 y 3 así como los pozos que deriven de la ronda 1.4 de aguas profundas.
  • La CNH ha aprobado, hasta el momento, la perforación de 331 pozos producto de las rondas. Esto no significa que todos se van a perforar, pero es un indicador de la actividad que se puede detonar.

Pozos comprometidos, por iniciar, en perforación y terminados

Fuente: Sener

 

El análisis

El número de pozos comprometidos como parte de las rondas petroleras es uno de los indicadores mas importantes de avance en la ejecución de los contratos. Este número no sólo refleja cómo se han cumplido los contratos y las condiciones bajo las cuales se firmaron sino que también aporta datos sobre la evaluación de los recursos con los que cuenta el país y el potencial de producción que se puede alcanzar.

Como lo explica el Programa Quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos 2015-2019 que la Secretaría de Energía publicó el 30 de abril, en las 9 licitaciones que se han llevado a cabo (divididas en 3 Rondas), se comprometió la perforación de 131 pozos. Estos se realizarán entre 2015 y 2022 por el periodo de evaluación y exploración que abarcan los distintos contratos.

De estos 131 pozos, la mayor parte de los compromisos están en proyectos en yacimientos terrestres. Las licitaciones 1.3, 2.2 y 2.3 ─con áreas en tierra─ representan un compromiso conjunto de 67 pozos en total. Aguas someras y aguas profundas representan otros 31 pozos cada una.

Fuente: Secretaría de Energía

 

Los pozos ya realizados son de la Ronda Uno. Todos los pozos que se han realizado hasta el momento son derivados de los proyectos de la Ronda Uno. De los 19 pozos ya perforados, Sener considera 1 pozo derivado de la licitación 1.1 en aguas someras (aunque en las últimas semanas se dio a conocer que se perforaron 2 pozos en los contratos de este concurso); 12 de la Ronda 1.2 para el desarrollo de proyectos en aguas someras; 5 en los yacimientos terrestres de la ronda 1.3; y 1 más en la licitación 1.4 en aguas profundas.

En los siguientes meses, conforme avanza la ejecución de los planes de exploración y desarrollo de los contratos de la licitación 1.4 en aguas profundas, de la Ronda 2 y la Ronda 3 más pozos se ejecutarán. De hecho, la Comisión Nacional de Hidrocarburos ha emitido autorizaciones para perforar 331 pozos, la mayoría en campos terrestres y aguas someras. Aunque no todos los pozos están obligados a realizarse, de concretarse este nivel de actividad, el compromiso global de 131 pozos se podría alcanzar en 2019-2020.

 

Fuente: Comisión Nacional de Hidrocarburos

 

Los beneficios que traen los pozos perforados. Una de las principales razones por las cuales se optó por la perforación de pozos como parte del compromiso mínimo de trabajo es para asegurar que las áreas petroleras están siendo evaluadas. Esto tiene como efecto que, sean exitosos o no, los pozos generarán información nueva sobre la geología mexicana y se evaluarán las áreas con más datos.

La información que arrojaren éstos y los siguientes pozos (y que se concentrará en el Centro Nacional de Información de Hidrocarburos) servirá no sólo para evaluar el potencial de las áreas donde se perforaron, sino que también pueden ser un indicador para otras regiones similares en donde se identifique potencial para producir hidrocarburos, aun si no están la misma área contractual.

Como parte de los efectos que tiene la perforación de los pozos, algunos de los proyectos que ya han cumplido con parte o el total de la actividad comprometida, transitaron ya a ser proyectos en desarrollo (como los contratos de la ronda 1.2) o han aumentado el volumen de reservas estimadas en los yacimientos (como el descubrimiento de Zama, la reclasificación de reservas en las rondas 1.2 y 1.3; y el desriskeo de áreas frontera como aguas profundas).

Cabe destacar que, al formar parte del compromiso mínimo de trabajo, si alguna empresa no perfora los pozos que le corresponden, al término del periodo de evaluación el valor de los pozos no realizados pasará en efectivo al Estado a través de las cartas de crédito que entregaron las compañías en cada licitación.

Necesitamos continuar con la actividad Los pozos perforados han sido un complemento de la actividad que también desarrolla Pemex en sus asignaciones y contratos. Por ello, como lo explicó Alberto de la Fuente, presidente de Amexhi, en la reunión que tuvo la Asociación con la comisión de energía del Senado, necesitamos utilizar las herramientas que tenemos disponibles para continuar con el mismo nivel de actividad más allá de los compromisos mínimos de trabajo de las empresas que hoy operan.

El desarrollo de las áreas con potencial petrolero detonará nueva actividad que puede traer beneficios al país como una mayor incorporación de las reservas petroleras, mayores inversiones en el sector (que no comprometen los ingresos públicos), empleos nuevos y, eventualmente, producción nueva.

Fuente: Comisión Nacional de Hidrocarburos

 

 

Previous Article

#PulsoIMCO Macario Schettino: Las oportunidades del sector energético mexicano

Next Article

Los pozos en aguas profundas

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *