Probando el modelo

Author: Share:

Este año se dio un caso donde la aplicación de un contrato de producción compartida está generando costos adicionales para el Estado y complicando la logística de trabajo. Se trata de los campos de Ek y Balam que pasaron de un modelo de asignación a otro de producción compartida.

Para aprobar este cambio jurídico, Sener solicitó a la CNH su opinión técnica, la cual se dio con la recomendación de cambiar el modelo de contrato de producción compartida a licencia. Esta recomendación no prosperó porque se mantuvo en sus términos originales.

Héctor Acosta, comisionado de la CNH, señaló que, además, la proporción de los hidrocarburos que le corresponden al Estado son comercializados por PMI (brazo comercial de Pemex que fue designada para realizar esta actividad hasta el 31 de diciembre de 2017).

“Una corriente que venía conjunta, que Pemex ya estaba produciendo, ahora, artificialmente por el modelo de contrato, la estamos dividiendo. Entonces, una parte (de la producción) se la queda el operador que es Pemex y la otra nos la quedamos nosotros. Contratamos un comercializador, que en este caso es PMI hasta todavía este año, y lo que hace PMI hace es cobrarnos una comisión para volvérselo a entregar a Pemex”.

Consecuencias señaladas por Héctor Acosta, en la sesión de la CNH, sobre tener un comercializador y no recibir la contraprestación en efectivo:

  • La comisión que se le paga a PMI por la comercialización puede cambiar para 2018 cuando entre en vigor el contrato con el nuevo comercializador (puede ser PMI o alguna otra empresa que participe en la licitación).

     

  • El crudo que pertenece al Estado puede ser que se coloque en otra latitud y Pemex ya no lo puede utilizar para sus mezclas y con ello afectaría la calidad de la Mezcla Mexicana de Exportación.

     

  • Los hidrocarburos que comercializa el Estado (a través de PMI o de alguna otra empresa) competirá en el mercado internacional y puede ser un competidor directo de la Mezcla Mexicana, lo cual afectaría el precio en el mercado internacional.

     

  • Se desintegró una corriente que era uniforme y que ahora se divide en 2 partes.

     

Por este tipo de problemáticas, la CNH recomendó por mayoría de votos, proponer un contrato de licencia con la posibilidad de pagar las contraprestaciones en efectivo aunque después se puede cambiar a barriles, si lo requiere.

Previous Article

Iván Sandrea: Las nuevas empresas petroleras de México

Next Article

Pro’s and Con’s

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *