La tercera etapa de actividad

Author: Share:

Primero vimos una explosión de inversiones en exploración superficial. En los últimos 3 años, el acervo de información sísmica triplicó su tamaño y, el de 3D, se cuadruplicó. Después, vimos un crecimiento importante en las labores de exploración a partir de la perforación de pozos petroleros. En el periodo 2018-2021, el 44 por ciento de los pozos exploratorios que se van a perforar serán producto de los nuevos contratos petroleros. Ahora toca el turno del desarrollo de yacimientos.

Ahora, Hokchi y Eni son la punta de lanza en el desarrollo de yacimientos petroleros a partir del nuevo modelo energético de México. Si bien los contratos que obtuvieron ya incluían yacimientos descubiertos por Pemex, en ambos casos tuvieron que realizar actividades de delimitación y evaluación que, con el tiempo, terminaron por demostrar que el volumen in situ y el volumen recuperable es todavía más grande de lo que se estimó en un inicio.

Toca el turno del desarrollo de los campos petroleros.

En total hay 31 contratos adjudicados en aguas someras que en pocos años podremos ver su desarrollo. La estadística nos indica que no necesariamente todos terminarán en etapas de producción, pero los avances en los que sí puedan concretarse traerán un gran desarrollo al país.

Bloques asignados en aguas someras del Golfo de México

Fuente: CNH

Previous Article

Marco Ramos: ¿Quién (a)pagará la luz?

Next Article

Más pozos de contratos privados

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *