En inversiones, estamos mal. Pero vamos mejorando

Author: Share:

Idea Central: La Agencia Internacional de Energía (AIE) acaba de publicar el World Energy Investment de 2018, que describe las tendencias globales de inversión en la industria energética. Tiene dos buenas noticias: es de los primeros documentos de la AIE que nos lista como miembros y tiene varias menciones del gran potencial que la industria petrolera mexicana tiene para atraer inversiones y tomar una inercia positiva. La mala noticia sigue siendo que, si comparamos la inversión que México ha logrado hasta ahora, aun representa un porcentaje muy pequeño.

En inversiones petroleras, vamos mal:

México produce 2 por ciento del crudo del mundo. Pero la inversión en México en E&P ha caído a menos del 1.3 de la inversión total en el mundo. En 2017, los 5,496 millones de dólares que se estima que se invertirán en México representan sólo 1.22 por ciento de la inversión global en esta industria.

Market share mundial de:

(%)

Producción petrolera Inversión mundial en E&P
2016 2.0 1.723
2017 2.3 1.221
2018 ND 1.127
Promedio 2.2 1.357
Nota: El promedio de inversión 2016 y 2017 se obtuvo a partir de sumar las inversiones de Pemex reportadas en la forma 20-F de 2017 —convirtiéndolas a dólares de acuerdo con los mismos promedios de tipo de cambio de la empresa—y agregando las inversiones estimadas para cada año de la Comisión Nacional de Hidrocarburos reflejadas en el Sistema de Información de Hidrocarburos sin contar los montos de Cárdenas-Mora, Ogarrio y Ek-Balam para evitar una doble contabilidad con los números de Pemex que pueden reflejarlos. Estos 4 proyectos suman 65 millones de dólares para 2017 y 889 millones para 2018.
Fuente: 20-F de Pemex para 2017; Mexico Energy Outlook, IEA 2016; World Energy Investment, IEA 2018; World Energy Investment, IEA 2017; Sistema de Información de Hidrocarburos, CNH

 

Pero vamos mejorando: En 2017, las inversiones atraídas por las rondas y asociaciones representaron casi mil millones de dólares (o 17 por ciento de la inversión petrolera en el país). Esto permitió compensar una caída pronunciada en las inversiones de Pemex, que continúa enfrentando pesadas cargas financieras.

Vamos más profundo

Las inversiones de Pemex: El motor de inversión más importante del país sigue estando en Pemex al ser quien administra más del 90 por ciento de las reservas probadas del país. Las empresas que firmaron contratos en las rondas de licitaciones han invertido para confirmar si en sus bloques existen hidrocarburos recuperables.

En su reporte 20-F a la Securities and Exchange Commission de Estados Unidos, Pemex ha reportado que sus inversiones en exploración y producción se recortaron casi a la mitad. En sus datos, la empresa explica que las inversiones pasaron de 153 mil 110 millones de pesos en 2015 a 81 mil 765 millones de pesos en 2017. Cuando pasamos estas cifras a dólares americanos (la principal moneda que se utiliza en este segmento económico), la caída es aún más abrupta, lo cual significa que el tipo de cambio tuvo una afectación sensible sobre las inversiones de Pemex o que la empresa tuvo que invertir más pesos para lograr lo mismo que generaba anteriormente).

Las inversiones de los contratos petroleros: Entre 2016 y 2017 hay un incremento importante en las inversiones asociadas a los contratos petroleros que se firmaron entre 2015 y 2016. Estos contratos, principalmente los de la Ronda Uno, están en fases avanzadas de exploración o evaluación y hay algunos que ya tienen planes de desarrollo aprobados para asegurar la actividad por los siguientes años.

Sin considerar los contratos de Pemex en Cárdenas-Mora, Ogarrio y Ek-Balam por considera que ya pueden estar integrados en las cifras de inversión de Pemex, los contratos petroleros están generando inversiones cercanas a los mil millones de dólares. En 2017, de hecho, la cifra de inversión aprobada por la CNH fue de mil 34 millones de dólares y, a julio de 2018, hay aprobados mil 720 millones de dólares que pueden ser mayores si en el resto del año se aprueban nuevos planes de inversión.

Podemos mejorar aún más: Las inversiones atraídas en 2016 y 2017 no reflejan planes de desarrollo de gran calado, como el de 2,500 millones de dólares que Hokchi presentó recientemente. En el corto plazo, se tiene previsto que Eni y Fieldwood/Petrobal presentarán planes de desarrollo que podrían representar miles de millones de dólares de inversión adicional.

Hacia adelante: La exploración y eventualmente el desarrollo de aguas profundas mexicanas y otros proyectos de gran envergadura permitirán a México repuntar posiciones dentro de la industria petrolera global. La misma AIE estima que, bajo un escenario donde hay continuidad en las políticas competitivas que se promovieron mediante la reforma energética (lo que ellos llaman “new policies scenario”), México podría atraer inversiones de hasta 640 mil millones de dólares entre 2016 y 2040. Esto representa 2.4 por ciento de la inversión petrolera global en el mismo periodo.

Previous Article

Los riesgos de enfocar las inversiones sólo en producción

Next Article

La imperiosa necesidad de conservar y optimizar un órgano regulador autónomo y especializado en materia de medio ambiente y de seguridad en el Sector Hidrocarburos

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *