El reto de unificar

Author: Share:

A diferencia de un contrato donde las condiciones ya están dadas y el operador las adopta (como sucede en una licitación petrolera), en un acuerdo de unificación las partes involucradas deben tomar grandes decisiones para que esta integración de operaciones genere valor en lugar de destruirlo.

A continuación presentamos algunas recomendaciones basadas en la experiencia internacional. 

  • Generar pre-acuerdos.- Cuando aún no se sabe con certeza si un yacimiento trasciende o no la frontera de un bloque pero hay evidencia que indica en ese camino, las empresas pueden firmar un preacuerdo de unificación que sienta las bases para el acuerdo final.

     

  • Respetar los derechos.- La principal aportación de los acuerdos de unificación generados en el Mar del Norte fue reconocer que cada empresa y cada país tiene derechos y obligaciones sobre su porción del yacimiento. Por ello, obligan internacionalmente a los países y a las empresas involucradas en la explotación de un yacimiento a respetar los derechos de cada actor y a encontrar acuerdos conjuntos de operación.

     

  • Obligaciones compartidas.- No basta con sólo reclamar la proporción de los hidrocarburos que le tocan a cada quien, pues también se deben compartir las inversiones para desarrollarlo y los costos de los análisis deben ser repartidos equitativamente. En los acuerdos de operación conjunta se integran mecanismos para determinar los pagos que obtiene el operador por los trabajos que realiza y se consideran los gastos previos que ya tuvo la compañía que hizo el descubrimiento para asegurar un “piso parejo” de operaciones.

     

  • Unificar contratos y regímenes fiscales.– Una de las complicaciones en Brasil para generar acuerdos de unificación está en la diversidad de los tipos de contratos que se otorgan, porque el país administra contratos de producción compartida, concesiones y asignaciones. Además, entre las distintas empresas el régimen fiscal o los incentivos económicos pueden ser muy diferentes entre sí. En la medida en que el desarrollo de los yacimientos sea con marcos fiscales equiparables o equivalentes, la negociación entre partes será más sencilla de alcanzar.

     

  • Áreas abiertas.- ¿Qué sucede si el yacimiento se extiende más allá del bloque asignado a una empresa pero del otro lado del límite hay un bloque no asignado? Una de las recomendaciones que se han hecho a otros países (como Brasil) en la materia es permitir la extensión de los límites del bloque hasta donde termine el yacimiento. Otra opción es licitar el bloque aledaño lo más pronto posible para generar un acuerdo conjunto.

     

  • El interés de cada parte.- Uno de los acuerdos más delicados que se definen en el acuerdo de unificación es la proporción del interés que tiene cada empresa sobre el yacimiento. Difícilmente el yacimiento separará la mitad de los recursos de cada lado de los bloques involucrados. Generalmente una parte tiene más proporción del yacimiento que la otra. Incluso, una vez que se determina la proporción que le corresponde a cada empresa del yacimiento, es probable que ese porcentaje cambie con el tiempo o se sujete a revisión debido a que nuevos estudios y nueva información indican que la estimación inicial no es del todo precisa. Incluir cláusulas de re-determinación de los porcentajes en un acuerdo de unificación es de alta importancia para reducir la incidencia de disputas en el futuro que puedan detener la operación en un bloque.

     

  • Operación.- Otra práctica internacional consiste en elegir a un solo operador para el bloque y, con ello, coordinar la ejecución de actividades. Las decisiones que realice el operador será a partir de las resoluciones tome un comité de operación conjunto donde estarán representadas las empresas con derechos adquiridos sobre el yacimiento. Esta Comisión, además, se apoya en subcomités altamente técnicos y tiene mecanismos de solución de controversias.
Previous Article

John Padilla y Dulce González: Comunidades indígenas en México: Clave para la inversión

Next Article

Modelos del mundo

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *