Modelos del mundo

Author: Share:

Aunque la unificación de yacimientos tiene el mismo objetivo en cualquier lugar del mundo, los países aplican su legislación de forma diferente entre sí. Los primeros dos ejemplos que aquí presentamos corresponden a países donde las reglas han facilitado la cooperación entre empresas. Los dos últimos analizan casos en los cuales la ejecución ha quedado debajo de las expectativas:

  • Estados Unidos

    En Estados Unidos la unificación de yacimientos se puede dar en cualquiera de las etapas de producción del yacimiento, es decir que puede suceder desde antes de iniciar el desarrollo o en etapas avanzadas de explotación. Lo que los expertos recomiendan es realizar el acuerdo de cooperación entre las partes lo más pronto posible, incluso previo a iniciar la explotación del yacimiento. Una vez que se alcanza la unificación, en Estados Unidos los hidrocarburos se dividen de acuerdo con el porcentaje de interés que tiene cada empresa en el yacimiento, independientemente de dónde están localizados los pozos.

     

  • Mar del Norte

    En el Memorándum del Mar del Norte pone por escrito que los acuerdos de unificación internacional tomarán en cuenta los costos en los que han incurrido las partes antes de declarar la operación conjunta. En otros países esta cláusula se deja a discreción de las negociaciones entre las empresas. Los costos serán repartidos entre los miembros del consorcio y pueden pagarse en la forma que decidan. El objetivo de este reconocimiento de los gastos previos genera un antecedente de que todas las empresas miembro tienen derechos sobre los activos del área.

     

  • Nigeria

    Aunque el país tiene tradición petrolera, apenas 5 acuerdos de unificación se habían alcanzado a pesar de que se han identificado hasta 70 yacimientos compartidos entre distintos operadores. El bajo volumen de acuerdos firmados se debe a la falta de reglas claras para la redimensión de la participación de las empresas en un bloque, disputas contractuales, mecanismos para definir al operador, consideraciones económicas, etc.

     

  • Trinidad y Tobago-Venezuela

    El acuerdo de yacimientos transfronterizos de Trinidad y Tobago representa varios retos, principalmente en los plazos en los cuales la Comisión Conjunta debe reunirse. La falta de estas definiciones hizo que en los últimos 6 años sólo se reunieran 2 veces los comités de administración de los yacimientos transfronterizos.

Previous Article

El reto de unificar

Next Article

El camino para que la Ronda 2.1 represente 8 mil millones de dólares de inversión

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *