Campañas electorales ¿piensan en energía?

Author: No hay comentarios Share:

Llegaron las campañas electorales. ¿Qué propuestas hay para el sector petrolero de los aspirantes a los 629 cargos federales que están en disputa? A eso dedicamos este número (el primero de varios): a analizar las propuestas que hay de cada partido y de cada plataforma en los 81 días que restan para las elecciones.

En total, 9 partidos políticos presentaron sus plataformas electorales ante el Instituto Nacional Electoral. Estas plataformas concentran sus propuestas individuales para las elecciones de este año. Como es de esperarse, cuando forman coaliciones, tienen que presentar una nueva plataforma electoral que represente los intereses de los partidos aliados (como sucede en las candidaturas presidenciales).

Las plataformas presidenciales están concentradas en 9 documentos que suman 550 páginas. El sector energético tiene un papel rezagado entre estos documentos, pues a la exploración y producción de hidrocarburos no se le destina ni el 1 por ciento de ese espacio.

En un análisis de lectura, podemos ver que todas las plataformas coinciden en un único punto al cual todas hacen referencia: se necesita incrementar el uso de energías renovables para alimentar la matriz energética. Sin embargo, en su mayoría utilizan una aproximación errónea de contraponer estas tecnologías al uso de fuentes fósiles cuando, en realidad, se complementan entre sí mismas.

En este análisis hay que destacar que en el caso del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Su plataforma electoral está basado en su Proyecto Alternativo de Nación 2018 – 2024, el cual ya analizamos cuando se presentó en noviembre de 2017. Ahora toca revisarlo pero a partir de la plataforma del partido y su propuesta en 2018.

Pocas propuestas en hidrocarburos

A pesar de ser uno de los sectores más productivos a nivel nacional, el sector petrolero es poco mencionado dentro de las plataformas de todos los partidos. Aun cuando hay propuestas que son benéficas para el sector (desarrollo industrial, mayor infraestructura, mayor transparencia, entre otros), pocas son las plataformas que se refieren con contundencia al sector y a la visión que hay de él en los siguientes 6 años.

Si para cada documento hiciéramos la pregunta: “¿qué cambios propone tu plataforma en el sector petrolero?” sólo un par tendrían una respuesta que aportar.

Una de estas plataformas que propone cambios pertenece al Partido del Trabajo. Su propuesta centraliza de nuevo la exploración y producción de hidrocarburos (así como la refinación y la venta de los sus derivados) en Petróleos Mexicanos (páginas 5, 6, 10, 40 y 41).

Análisis de la propuesta: Esta propuesta no explica de dónde provendría el financiamiento para el sector en caso de que Pemex retomara el 100 por ciento de la actividad. Para elevar nuestra producción petrolera a 2.8 millones de barriles diarios en 2040 se requieren 640 mil millones de dólares de inversión en este periodo, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía. Esto implica una inversión de 26 mil 600 millones cada año en promedio.

Si Pemex mantiene su nivel actual de inversiones (8 mil 800 millones de dólares anuales), en los 24 años del análisis de la AIE, cubriríamos el 33 por ciento de la meta. Si regresara a sus niveles récord de inversiones como las que tuvo en 2014 (16 mil 609 millones de dólares financiados en su mayoría con deuda), se cubriría el 62 por ciento de la meta.

El nuevo modelo energético de México complementa esas inversiones a través de las asociaciones con Pemex y las rondas petroleras. Además, estos mecanismos atraen más que sólo capital: atraen conocimiento que permite ver nuevas oportunidades de desarrollo que se generan al abrir la conversación a varios actores y no centralizarla en un monólogo individual.

La plataforma del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por otra parte, la única mención al sector es que “tenemos que hacer más eficiente y limpia la producción de energía en el sector hidrocarburos como por ejemplo promoviendo la recuperación de gas natural en la producción petrolera”.

Análisis de la propuesta.- De acuerdo con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), en 2017 se quemaron o ventearon 210 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, menos de la mitad que en 2016, cuando el promedio fue de 503 millones de pies cúbicos. El promedio de 2017 representó el 4.2 por ciento de la producción nacional de gas natural, lo cual implica que el aprovechamiento del gas fue de 95.8 por ciento. En el mundo, los promedios de aprovechamiento del gas natural oscilan entre 97 y 98 por ciento, por lo cual México aún tiene un área de oportunidad importante para reducir aún más sus emisiones producto de la quema y venteo.

Por supuesto, no hay que perder de vista que Norteamérica es la región con el gas natural más competitivo del mundo. Con esto, es todo un reto generar rentabilidad en su producción.

Finalmente, Movimiento Ciudadano centró su principal propuesta para el sector petrolero en “Reglamentar y dar estricto seguimiento a las actividades de las empresas que inviertan en los nuevos desarrollos de la industria energética vinculados al gas y petróleo de lutitas (shale). Nos pronunciamos por la aplicación del principio precautorio en el caso del uso de la fracturación hidráulica”.

Análisis de la propuesta. En todos los países donde se utiliza la fractura hidráulica como herramienta para la producción de hidrocarburos, se tiene un marco legal y regulatorio particular que vigila a la industria constantemente para evitar cualquier daño ambiental. México no es la excepción. Hace menos de 3 meses se terminaron de emitir los últimos instrumentos regulatorios que garantizan el uso de esta tecnología que le permitirán a la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), a la Secretaría de Energía (Sener), a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) vigilar su aplicación y uso.

Hay que recordar que, en Estados Unidos, la administración federal ha revisado muchas veces a nivel federal el uso de esta tecnología y lo ha encontrado viable, además hay un gran número de pozos que se han perforado con estas características.

Transición energética no se opone a las energías renovables ni limpias

Una constante que está presente en todas las plataformas electorales de los partidos es el apoyo al uso de energías renovables y limpias en la matriz energética, así como el uso de transporte eficiente y con una menor huella de carbono.

Muchas de las propuestas, lamentablemente, parten de la contraposición del uso de estas tecnologías y el uso de hidrocarburos como si fueran dos elementos contradictorios. La realidad es a la inversa: las dos tecnologías se complementan y se necesitan para crecer.

Análisis de las propuestas. Como distintos estudios lo señalan, las energías renovables son intermitentes, es decir que no pueden garantizar su suministro a la red eléctrica todo el tiempo. Como lo señala un estudio hecho este mismo año por la propia candidata al gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum-Pardo y Juan Vidal-Amaro, la generación eléctrica por fuentes renovables requiere el respaldo de fuentes fósiles para garantizar el suministro al país. Como concluye el estudio de la candidata y del investigador, en todos los escenarios, el uso del gas natural es necesario para respaldar la intermitencia de las energías renovables.

 

Las plataformas electorales y las propuestas de los candidatos distan aún mucho de ser concretas para vislumbrar el futuro del sector en los próximos años. Invitamos a todos los partidos y candidatos a fortalecer sus propuestas y, para aportar un punto de reflexión, en nuestro texto Propuestas para una Campaña con Energía hacemos una lista de recomendaciones sobre los temas que requieren una definición urgente.

Previous Article

La industria nacional y su papel en los contratos petroleros

Next Article

Ricardo Anaya y José Antonio Meade: las propuestas de los candidatos

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *