Volver al futuro o revisitar el pasado: El Proyecto de Nación 2018-2040

Author: Share:

Ya salió el Proyecto de Nación 2018-2040, que resume las principales propuestas de la plataforma del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) de cara al proceso electoral de 2018. Del lado petrolero, el punto clave se resume en el siguiente propósito:

“Aumentar la capacidad de producción de Pemex, junto con la producción que deben realizar las empresas privadas nacionales y extranjeras que han participado en el sector de hidrocarburos en el marco de la reforma energética”.

La primera parte sin duda es positiva. Pero es poco claro a qué se refiere la segunda parte. En caso de tomar la dirección de incrementar la producción de hidrocarburos, es necesario recordar que exigirle a una empresa incrementar la producción no sólo es un absurdo (producir no es una cosa de mandato, más bien de éxito exploratorio y capacidad productiva del proyecto) sino que sería un atropello legal.

Cuando revisamos punto por punto, sin embargo, parece que la dirección no es hacia buscar incentivar más actividad de la industria (Pemex es la excepción). El Proyecto de Nación plantea tanto “evaluar el desempeño de las licitaciones internacionales de contratos de exploración y explotación” como “posponer, hasta que sea modificado su esquema, las alianzas (farmouts) de Pemex”.

Las líneas que están referidas al sector de hidrocarburos son:

  • Realizar las inversiones necesarias en Pemex
  • Evaluar el desempeño de las licitaciones internacionales de contratos de exploración y explotación
  • Posponer, hasta que sea modificado su esquema, las alianzas (farmouts) de Pemex.
  • Eliminar las asimetrías regulatorias a las que está sujeta Pemex a lo largo de todas las cadenas de valor en hidrocarburos.
  • Aumento de los presupuestos de inversión de Pemex y CFE con recursos propios y redistribuir el presupuesto con una visión de austeridad en gastos personales para aumentar la inversión física.
  • Modificar el régimen fiscal de Pemex y la CFE que les aumente sus disponibilidades para inversión.
  • Mejorar el perfil de deuda de Pemex y CFE.
  • Utilización de las Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro (SIEFORES) para inversiones de Pemex y CFE.
  • Terminar con la quema irracional de gas que se lleva a cabo desde hace décadas.

Es destacable que el Proyecto de Nación del Morena, como muchos en su momento especularon, no habla de suspender para siempre las rondas o las alianzas de Pemex. Como tal, no se está proponiendo revertir la reforma petrolera. Solamente se está proponiendo “revisar” que, en este caso, rima con aplazar.

Suena inocente, pero en realidad nos costaría mucho del terreno ganado en inversiones. De acuerdo con cálculos basados en nuestro modelo de inversiones, estimamos que cada año que no se celebren rondas y farmouts resultaría en una pérdida promedio de inversiones de hasta 19 mil 300 millones de dólares, en las que 12 mil 300 millones corresponden a rondas y 7 mil millones corresponden a farmouts.

Inversiones requeridas
(millones de dólares anuales)
*La gráfica de la izquierda implicaría cumplir con los montos de inversión estimados por la AIE; la de la derecha refleja un año normal de inversión sin la aportación de los farmouts ni de las rondas petroleras
Fuente: Agencia Internacional de Energía, Pemex.

Claro que se puede argumentar que la capacidad de inversión de Pemex podría amortiguar esta pérdida. Pero, respecto a la base actual de inversiones de 7 mil 400 millones de dólares en exploración y producción de Pemex, el incremento necesario de 19,300 millones de dólares implicaría aumentar el ritmo de inversiones de Pemex en más de 260 por ciento.

Sólo como referencia, si la demora se extendiera por seis años, el gobierno tendría que asignarle a Pemex 116 mil millones de dólares adicionales, un poco más de la mitad de todo el dinero que administran hoy las Sociedades de Inversión Especializados en Fondos para el Retiro (Siefores).

Las implicaciones de que el equivalente a más de la mitad del dinero de las Siefores estuvieran invertidas en proyectos de alto riesgo financiero, como lo son los petroleros, bajo una sola empresa, debería de poner nervioso a más de uno. Esto, sin considerar, que centralizar el gasto implicaría también reducir las eficiencias que se han alcanzado en los últimos años gracias a que varias personas, de distintos orígenes, ven la misma información pero la interpretan diferente.

Previous Article

La competencia por la inversión con Brasil y Estados Unidos

Next Article

Hacia una Rectoría Eficiente de la Industria de E&P

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *