Cambios de visión

Author: Share:

En los últimos años, distintos países han modificado sus bases de licitación petrolera o las condiciones de los contratos para asegurar el interés de las compañías en los concursos. Aquí algunos de los más relevantes:

  • Brasil
  • Eliminar barreras que inhiben la inversión ha sido uno de los principales objetivos de las autoridades brasileñas que se encargan de lanzar las licitaciones petroleras cada año.
    Entre las principales modificaciones que este país ha realizado están:

    • El contenido local (que se incluye como una de las variables en las licitaciones) era, anteriormente, obligatorio al 50 por ciento para los proyectos en tierra. Este número se cambió a 18 por ciento en proyectos marinos y 25 por ciento en la perforación de pozos. Las penalizaciones por no cumplir el contenido nacional también se redujeron.

    • También se eliminó la obligatoriedad de que Petrobras opere en todos los bloques del pre-sal, permitiendo que la inversión productiva crezca sin estar limitada a las posibilidades de una compañía.

     

  • India
  • India abrió recientemente 2.8 millones de kilómetros cuadrados de áreas petroleras para las licitaciones que organiza en su territorio. El factor que permitió incluir estas áreas fue una nueva política de Open Acreage Licensing Policy (Política de Licencias de Áreas Abiertas).

    Este cambio de política busca dejar en manos de las empresas de exploración y producción la discrecionalidad de escoger las áreas donde quieren operar. Las empresas ahora pueden apostar por áreas específicas que nominan ante las autoridades y éstas las ponen a concurso en las licitaciones. Anteriormente, los bloques que escogía el Gobierno federal eran pequeñas áreas con sólo una fracción de reservas en ellos. Al permitirle a las empresas la libertad de escoger exactamente las áreas que quieren explorar y su tamaño, el gobierno tiene una mejor oportunidad de atraer inversiones.

     

  • Noruega / Gran Bretaña
  • Como lo señalamos anteriormente, Noruega y Gran Bretaña quieren darle un segundo aire a la producción de hidrocarburos en el mar. Ambos países comparten el mar del norte donde principalmente hay campos maduros.

    El Ministerio de Petróleo y Energía de Noruega, por ejemplo, incluyó 87 bloques en el Mar de Noruega y en el Mar de Barents.

    En el caso de Gran Bretaña, se añadieron 813 bloques petroleros en la porción del Mar del Norte. Estos bloques ya han tenido un alto una alta actividad exploratoria (son maduros), por lo cual las autoridades británicas hicieron modificaciones al modelo de concurso para asegurar una mayor participación de las empresas del sector. Por ejemplo, recortaron en 90 por ciento las rentas por las áreas para reducir los costos de operación.

Previous Article

Pozos por perforar: un ingrediente clave

Next Article

Un nuevo TLCAN para una nueva realidad energética

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *