9 principios del Centro Mario Molina para un fracking sustentable

Author: Share:

Una de las Organizaciones No Gubernamentales líderes en el país, el Centro Mario Molina (CMM), presentó 25 recomendaciones para promover un desarrollo sustentable del fracking. Como explica el Centro en su opinión, el desarrollo rápido de la técnica en Estados Unidos, ocasionó que al inicio las perforaciones fueran aparatosas, con gran uso de agua y con riesgos ambientales. Sin embargo, la tecnología y la regulación han avanzado desde las primeras perforaciones hasta el estado del arte actual.

“En virtud de los impactos reales y percibidos del fracturamiento hidráulico y de la oposición que han provocado, las empresas y las autoridades se han dedicado a desarrollar buenas prácticas, tecnologías, procedimientos, estándares, sistemas y normas para minimizar los riesgos y los impactos de la actividad. Los países que como México están contemplando la explotación de estos recursos, tienen la oportunidad de aprender de los aciertos y de los errores que se han cometido en el vertiginoso desarrollo que se ha dado en Estados Unidos. Estamos en la posición privilegiada de entender las lecciones aprendidas por otros y de adoptar las mejores prácticas para la producción de hidrocarburos no convencionales”.

Cabe destacar que las 25 recomendaciones se basan en los 9 principios que aquí retomamos íntegros de CMM y que fueron atendidos por completo tanto por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) como por la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) en la regulación que ambos organismos publicaron respecto a este tema y que se puede consultar en esta liga.

1   Dar certeza a la sociedad, a las empresas y a otros agentes productores ubicados en las zonas prospectivas sobre la disponibilidad y administración del agua

2. En las zonas con alto estrés hídrico se debe procurar el mínimo uso de agua fresca

3. Garantizar la capacidad de detección de contaminación del agua y aire

4. Minimizar el riesgo de contaminación del agua mediante buenas prácticas en la perforación y estimulación de pozos

5. Asegurar la gestión integral de residuos provenientes de las operaciones mediante especificaciones y restricciones en el monitoreo y manejo integral

6. Disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y de contaminantes mediante la restricción de la quema de hidrocarburos, la prohibición del venteo y el uso de tecnologías para minimizar las emisiones fugitivas

7. Anticiparse a posibles afectaciones ambientales y a la infraestructura de las localidades cercanas a las rutas de la cadena de suministro

8. Diseñar y ejecutar una estrategia efectiva para la supervisión de las actividades de extracción de gas y aceite de lutitas, de manera que la capacidad de vigilancia de las autoridades no se vea superada

9. Establecer un mecanismo de comunicación con la sociedad para la divulgación de información sobre los avances de las actividades extracción de gas y aceite de lutitas.

Previous Article

El caso de negocio para apoyar consultas previas que sean libres e informadas

Next Article

Los 10 estudios más recientes del fracking

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *