Oscar Roldán: Récord histórico en perforación exploratoria marina

Author: Share:

Por: Oscar Roldán

Hace 9 años, cuando la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) fue creada, ya sabíamos que uno de los principales problemas petroleros de México era la falta de exploración. En una de las primeras reuniones de la CNH, Alfredo Guzmán, uno de los comisionados fundadores, advirtió que un país que deja de explorar está condenado a que sus reservas caigan y su producción también. México, comentaba Guzmán, estaba viviendo de la gloria de los años setenta y ochenta, cuando la exploración se redujo casi al punto de detenerse.

La leyenda le atribuye nuestro éxito petrolero a Rudesindo Cantarell. La realidad es que nuestros grandes descubrimientos marinos de los 70s y 80s fueron producto de la tenacidad y la búsqueda constante de nuestros exploradores en Petróleos Mexicanos. Los 60s, 70s y 80s fueron décadas de mucha inversión en tecnología y mucho énfasis en la exploración. Como se observa en la siguiente gráfica, la actividad exploratoria de México llegó a su máximo en la década de los sesenta y mantuvo su nivel en la década de los setenta, justo antes de los grandes descubrimientos.

Pozos exploratorios perforados en México

1904-2016

Fuente: CNIH.

Pero en vez de redoblar los esfuerzos bajo la receta probada del éxito, nuestra estrategia petrolera como país se volvió complaciente. Una vez descubiertos estos grandes yacimientos dejamos de explorar por casi 20 años, para retomar esta actividad de manera moderada en la década del 2000.

Nuestros yacimientos super-gigantes generaron una paradoja. A pesar de lo poco que se ha explorado en México, particularmente en el Golfo de México, en los últimos 40 años los hidrocarburos descubiertos y producidos en el Golfo de México lado mexicano fueron 1.6 veces más que los hidrocarburos descubiertos y producidos en lado americano y 2.8 veces más respecto a lo que Brasil ha descubierto y producido en el mar. México tiene 95% menos pozos exploratorios marinos que  Estados Unidos y 87% menos que Brasil.

  

Pozos exploratorios marinos y producción acumulada (MMBPCE)

1976-2016

 

Fuente: Reporte estadístico CNH.

 

Esto genera una gran interrogante respecto a cuál es el verdadero potencial petrolero de nuestro país. Lo estimamos grande, a partir de inferencias de datos indirectos. Pero no hemos podido comprobarlo o demostrarlo porque hemos explorado muy poco.

Esta incertidumbre no se despejará de la noche a la mañana. Pero hay motivos para el optimismo. Los contratos adjudicados en las rondas de licitación producto de la reforma energética nos permitirán llegar a un récord histórico en la exploración marina. Como se observa en la siguiente figura, los pozos ya comprometidos por los nuevos operadores implicarán que en el periodo comprendido entre 2018 y 2021, el promedio anual de pozos exploratorios marinos perforados sea de 24 pozos, el más alto en la historia de nuestro país.

Fuente: Reporte estadístico CNH.

 

Este dato es alentador. Estamos explorando más. Y, quizás más importante, estamos explorando en áreas donde nunca antes habíamos explorado, llegando a regiones “frontera” como las aguas profundas en la cuenca salina o las cordilleras mexicanas.

Los operadores de estos nuevos contratos exploratorios serán los principales protagonistas de esta nueva historia petrolera. Pero no debemos perder de vista que un factor clave de este éxito es la gran cantidad de información que ha sido adquirida y reprocesada por las empresas de geofísica. A 3 años de haber lanzado el esquema de autorizaciones para el reconocimiento y exploración superficial se han otorgado 38 autorizaciones, 18 para adquirir nueva información y 20 para reprocesar la información existente en el Centro Nacional de Información de Hidrocarburos. Esta nueva información permitirá reducir el riesgo de los pozos que están por venir.

¿Qué nos falta? A estas alturas, con tanta actividad potencial en puerta, debemos hablar de continuidad. Para que este esfuerzo logre rendir frutos es necesario mantener e incrementar el nivel de actividad exploratoria. Solo así lograremos incrementar nuestras reservas de hidrocarburos y revertir la caída en la producción.

México, un país que fue el cuarto productor de petróleo en el mundo, con un nivel significativamente inferior de exploración que el resto, merece la oportunidad de desarrollar su verdadero potencial petrolero. A más de 9 años de aquéllas primeras reuniones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, es un orgullo saber que hemos encontrado el camino, ahora toca no detenernos

Oscar Roldán

Director General del Centro Nacional de Información de Hidrocarburos

Previous Article

¿Qué tan buenos ahorradores petroleros hubiéramos sido?

Next Article

Lo que tiene que pasar para que ahorremos

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *