Las inversiones a 2020

Author: Share:

Idea central: Las inversiones en los contratos petroleros han crecido exponencialmente. Tanto las asociaciones y contratos de Pemex (farmouts) como los contratos petroleros que se han firmado en las rondas, pasaron de representar unos pocos millones de dólares en 2015 a promedios de hasta mil 700 millones de dólares para 2018 y 2019.

Inversiones aprobadas por año

Fuente: CNH

Foco de atracción de inversión: El principal motor de estas inversiones anuales son los cambios de contrato de Pemex y sus asociaciones, particularmente Ek-Balam y Trión que multiplicaron por 12 y 4 veces, respectivamente, su inversión para 2018 respecto a 2017. Desde que ambas áreas dejaron de operar como asignaciones (con un régimen fiscal y lógica de operación similares al modelo energético viejo) y cambiaron a un contrato petrolero, sus números crecieron considerablemente.

Los 42 contratos petroleros restantes también generan inversión significativa –a pesar de que solo una empresa, Hokchi, tiene un plan de desarrollo aprobado y en ejecución. Los 4.81 millones de dólares que se comprometieron el primer año de operación de la industria hoy contrastan con los 913 millones que se invirtieron en 2017 y los 624 millones que, hasta el momento, se han comprometido para 2018 y que podrían crecer si las empresas concretan nuevos planes de inversión en lo que resta del año.

Inversiones en farmouts y contratos petroleros

Fuente: CNH

El camino a los 640 mil millones de dólares

Las inversiones de Pemex (tanto en sus asignaciones como las migraciones de contratos) y las que se hacen a través de los contratos de las rondas petroleras, nos acercan a las estimaciones de inversión de la Agencia Internacional de Energía. Para recordarlo, el Mexico Energy Outlook estima que si queremos regresar a producir 2.8 millones de barriles diarios de crudo, tenemos que invertir 640 mil millones de dólares de 2016 a 2040.

De 2016 a 2018 las inversiones estimadas son de 26 mil 630 millones de dólares, incluyendo el presupuesto anual de Pemex (el cual ya comprende las inversiones en algunos de sus farmouts como Ek-Balam), las inversiones en asociaciones con Pemex pero donde la empresa no invierte (como Trión, porque BHP Billiton está realizando las inversiones a través de un proceso conocido como acarreo o carry) y las aportaciones de los contratos petroleros.

Las inversiones de 2016 a 2018 cubrirá apenas lo que, en parámetros del Mexico Energy Outlook, debería haberse invertido sólo en un año. Dicho de otra forma, en 3 años (o el 12.5 por ciento del tiempo que tenemos disponible) hemos invertido el 4 por ciento de lo necesario.

De continuar con este ritmo, invertiríamos los 640 mil millones de dólares hasta el año 2088 o

La mira hacia adelante

Los contratos que hoy tienen inversión relacionadas a proyectos de exploración, desarrollo y producción, son apenas 42 de los 110 que se han concursado y adjudicado. El resto están en proceso de evaluación o presentarán sus planes de inversión próximamente. Los montos que se autoricen, abonarán a elevar el volumen de inversión y las actividades que se pueden desarrollar en cada campo.

Previous Article

Las reservas sin asignar

Next Article

Daniel Hau: El petrolero multidisciplinario

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *