La primera declaratoria de comercialidad de un privado

Author: Share:

Uno de los momentos más importantes de los contratos petroleros es la declaratoria de comercialidad. Consiste en definir un proyecto es o no económicamente rentable, y si se puede continuar con los planes de desarrollo o no.

A pesar de su importancia, el término ha generado confusión aún entre especialistas, que han atribuido a la CNH la declaración de comercialidad. Por esto, aprovechamos el espacio y la coyuntura para responder algunas preguntas de este tema.

 

  1. ¿Qué es la declaración de comercialidad?

Cuando una empresa petrolera ya realizó todos los estudios que necesitaba llevar a cabo para evaluar bien un área petrolera, puede declarar comercialidad si encuentra que las condiciones económicas y tecnológicas le permiten realizarlo. Como la declaración requiere de estos dos aspectos, es probable que una empresa encuentre que explotar el campo no le es rentable porque necesitará hacer inversiones por encima de su estimado o porque las condiciones económicas son demasiado altas para tener una ganancia importante

 

  1. ¿Quién hace la declaración de comercialidad?

Las empresas operadoras hacen la declaración. De acuerdo con los lineamientos que puso la CNH para estas declaratorias, la empresa operadora del yacimiento debe entregar un documento a la CNH donde detalla los resultados que obtuvo en la ejecución de su plan de evaluación de un descubrimiento y un informe de las actividades realizadas. Con base en este manifiesto, la empresa determina si le es o no rentable y presenta su decisión a la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

 

  1. Entonces, ¿qué hace la CNH?

Si los criterios de comercialidad están correctos, la CNH puede avalar los resultados de la empresa y recibirles el Plan de Desarrollo del campo descubierto o que se quiere poner a producir. La CNH no hace una declaración de comercialidad –sólo avala que la empresa puede proceder con los siguientes pasos de su programa.

Previous Article

¿Qué es Hokchi?

Next Article

La apertura energética es una gran oportunidad para Baja California, sede del debate presidencial

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *