Desarrollo de pozo no convencional: shale 101

Author: Share:

Después de que un pozo es perforado, la estimulación vía fracturación hidráulica (fracking) se realiza para preparar al pozo para la etapa de producción. Los siguientes pasos ilustran el proceso de construcción de un pozo horizontal de gas y petróleo de lutitas (shale). Cabe destacar que el proceso de fracking, en sí, dura unas pocas horas (aunque se repite algunas veces en un solo pozo) y genera un activo que puede producir por años.

  1. El pozo es diseñado para garantizar que el programa de recubrimiento y cementación proteja el agua fresca, y el pozo pueda alcanzar los objetivos geológicos señalados.

     

  2. El pozo es perforado verticalmente a través de miles de metros de capaz de roca sólida –por debajo de cualquier acuífero de agua potable- y luego horizontalmente en dirección de la formación de shale con el uso de herramientas de perforación direccional.

     

  3. Mientras el pozo es perforado, las regulaciones exigen que éste sea reforzado con tantas capas de recubrimiento protector de acero y cemento como sean necesarias, diseñado para estabilizar el pozo y para proteger los mantos acuíferos. El recubrimiento es puesto a prueba bajo presión después de la cementación para garantizar la integridad del sistema de aislamiento.

     

  4. El diseño para fracturar adaptado para la formación geológica específica es creado usando un software de modelado de fractura.

     

  5. El líquido usado para el fracking es bombeado dentro de la formación a cierta presión para causar cuidadosamente fisuras milimétricas o fracturas en la formación deseada. Los líquidos son típicamente compuestos por 99% agua y arena, y menos de 1% de aditivos especiales. Estos aditivos son necesarios para permitir que la mezcla de arena-agua transporte la arena a la profundidad de la fractura y cambie las propiedades para permitir que el agua continúe mientras que la arena permanece, manteniendo la fractura abierta. Durante las operaciones de fractura, la inyección de presión, volumen y ritmo son monitoreados cuidadosamente para garantizar que la fractura alance los parámetros diseñados.

     

  6. Para que el pozo pueda empezar a producir, la mayoría del agua y sedimento inyectados se remueven y recolectan en la superficie para ser reciclados o desechados en una instalación de desechos regulada una vez que la operación haya concluido.

     

  7. El gas y petróleo fluya hacia el pozo a través de las fisuras (más delgadas que un cabello) y es recolectado en la superficie.

     

Previous Article

Diferencias entre convencional y no convencional

Next Article

México y Brasil, el juego empatado por el capital

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *