Alma América Porres: El futuro de las licitaciones petroleras

Author: Share:

Pablo Zárate: Hola amigos, me da mucho gusto saludarlos, soy Pablo Zárate de Pulso Energético. Me da mucho gusto tenerlos aquí en este espacio de colaboración con el Instituto Mexicano para la Competitividad, con el IMCO. Manuel es un gran gusto compartir la mesa contigo y compartir esta conversación. Es Manuel Molano, director general del IMCO.

Esta semana tenemos lo que denominamos desde la semana pasada como la parte II, una parte importantísima de la conversación sobre las asignaciones de Petróleos Mexicanos, nada más que viene corregida y aumentada la conversación porque tenemos datos adicionales para agregar a esta conversación. Y no sólo vamos a hablar de las asignaciones que le dieron a Petróleos Mexicanos, que creo que mandan ahí una señal de continuidad muy interesante, medio ambivalente que se puede interpretar hacia los dos lados. La segunda parte de la conversación que planeamos explorar hoy con la Dra. Alma América Porres, una invitada francamente de lujo aquí en el programa, es ¿qué onda con el Plan Quinquenal?, ¿qué onda con las Rondas?; lo que se puso sobre la mesa en el Plan Quinquenal representa oportunidades para que se echen a andar las Rondas prácticamente mañana, para que se pusieran en marcha algunos mecanismos interesantes. Todo eso, creo que son temas interesantísimos para platicar contigo Alma América, pero empezar por lo primero, muchas gracias por venir a platicar con nosotros, un gran gusto tenerte por acá.

Yo creo que valdría mucho la pena empezar definiendo que francamente tenemos dos motores, tenemos el motor de las asignaciones y tenemos el motor de los contratos, y los dos tuvieron noticias muy relevantes en estas semanas. Cuando tú piensas en las señales que está mandando el gobierno mexicano, más allá de la CNH, ¿tú pensarías que son señales de apertura?, ¿de apostarle muy fuerte a Petróleos Mexicanos?, ¿cómo lo interpretas como la cabeza de los reguladores?

 

Alma América Porres: Bueno, antes que nada muchas gracias por la invitación, me da mucho gusto tener esta continuidad de conversaciones de lo que la semana pasada estuvo el Comisionado Pimentel por acá.

En realidad, pues yo creo que simplemente se está aprovechando lo que dice la Constitución, o sea, la Constitución finalmente en su artículo 27, pues maneja la manera en que se puede trabajar en México la exploración y la explotación de hidrocarburos en México, que es por medio de los contratos, o sea, a través de sus licitaciones y, a través de las asignaciones por la empresa productiva del Estado, en este caso Petróleos Mexicanos. Entonces, de lo que se planea con las primeras, bueno 64 decimos, pero es a nivel de exploración, de lo que se aprobó hace algunas semanas por medio de nuevas asignaciones de exploración, 64 que fueron, por medio de una opinión para la Secretaría de Energía, a través de su solicitud, fue una de las vías por las cuáles se puede hacer exploración en México, además de todas las asignaciones que tienen de extracción, en este caso Petróleos Mexicanos.

Y este asunto de la parte del Plan Quinquenal, pues efectivamente puede abrir una nueva expectativa, que nunca se ha cerrado, por cierto, que se tiene en la misma Constitución para las licitaciones. O sea, cada año también por ley, se tiene que hacer una evaluación del Plan Quinquenal, y lo que nos solicitó también la Secretaría de Energía fue esa evaluación. Esa evaluación que consistió en una evaluación, también nos pidió que se hicieran alguna adecuaciones en cuánto a las áreas que se tienen planteadas en el Plan Quinquenal; la misma Secretaría de Energía nos dio algunos puntos, algunas áreas para incluirlas dentro de éstos, algunas áreas que han sido devueltas al Estado, o algunas adecuaciones para algunas de las posibles áreas que se puedan poner a licitación.

Entonces, si a mí me preguntan, ¿es buena noticia?, ¡es buena noticia!, porque finalmente se están utilizando las herramientas que nos ha dado la Constitución, ¿sí?

 

Pablo Zárate: Yo ahí estoy extraordinariamente optimista porque en las dos decisiones que tenías, por favor corrígeme si me estoy equivocando, tenías la posibilidad de ampliar las asignaciones de Petróleos Mexicanos, y cerrar la puerta para que haya más licitaciones. El gobierno federal me parece que toma una decisión responsable al decir, «bueno, vamos a generar las asignaciones que ya caducaron y las vamos a mantener en los mismos términos».

 

Alma América Porres: Dándoles nuevas asignaciones.

 

Pablo Zárate: Dándoles nuevas asignaciones pero son más o menos las mismas extensiones.

 

Alma América Porres: O sea, es la misma extensión, ahora son 64 asignaciones.

 

Pablo Zárate: Exacto, o sea, las reorganizan internamente, pero el bloquesote de exploración de Petróleos Mexicanos sigue siendo prácticamente el mismo.

 

Alma América Porres: Así es.

 

Pablo Zárate: Y luego viene otra decisión bien importante que es, ¿qué defines, ya de manera muy precisa, como las áreas que vas a licitar en los próximos 5 años?, que eso es el Plan Quinquenal.

 

Alma América Porres: Así es.

 

Pablo Zárate: Y ahí también dices, «la solución es continuidad», lo que se había hecho, lo que se había pensado, estaba bien trabajado, estaba bien pensado, vamos a darle para adelante. Y refrendan dos señales muy pragmáticas en medio de un entorno que está bastante cuestionado sobre el pragmatismo o no de las decisiones.

 

Alma América Porres: Efectivamente, y algo bien importante es de que yo diría que son complementarios, ¿no? Digamos, con algunos pequeños, yo diría traslapes en las áreas pero, ¿qué es lo que estamos viendo si lo vemos integralmente? Desde el punto de vista de las asignaciones, desde luego se está dando mayor preferencia hacia lo que son aguas someras y tierra, o sea, en mayoría en las asignaciones; digamos, con algunas áreas de no convencionales y aguas profundas, o sea, algunas; y en el caso de lo que es el Plan Quinquenal, se orienta más hacia aguas profundas y hacia no convencionales.

O sea, si lo vemos integralmente, efectivamente se está viendo la complementariedad de todo lo que se tendría de recursos a nivel nacional que eso es muy, muy buena noticia, ¿no?

 

Manuel Molano: Alma América, ¿tú ves que el Estado mexicano de alguna suerte en estos 8 meses haya aprendido lecciones que lo lleven a decir, «híjole, cambiar de planes a estas alturas del partido sería demasiado costoso, necesitamos ejecutar la estrategia que quedó planteada desde que se hizo la Reforma constitucional»?

 

Alma América Porres: Digamos, bajo el marco normativo que tenemos, y que se ha tenido en los últimos años, yo lo diría así, permite dar esa continuidad. O sea, no ha habido ningún cambio constitucional que nos pueda dar un giro hacia otra parte, ¿no? Entonces, desde ese punto de vista, yo insisto en las herramientas que tenemos porque yo creo que lo único que se está viendo, si se pone en marcha lo que estamos visualizando, es de que se podría aprovechar de una manera integral los recursos prospectivos que tenemos, los recursos en general, ¿no?, desde luego yo insisto que para lograr tener una producción en un determinado tiempo es necesario empezar con la cadena de valor de inicio, ¿no? Entonces, nosotros no podemos perforar y obtener producción de inmediato, o sea, tenemos que iniciar con una exploración, y estamos hablando ahorita de la exploración.

Entonces, nosotros, digo, estoy hablando de nosotros como país, necesitamos mientras no haya un cambio normativo, o sea, en general, parecería que sí se está planteando aprovechar ese marco normativo para poder aprovechar de una manera integral. O sea, yo he repetido últimamente mucho el asunto de dejar áreas desaprovechadas, ¿no? y lo vuelvo a repetir, si nosotros nos vamos a los contratos, a nivel exploratorio pues simplemente se ha otorgado aproximadamente 12 por ciento a nivel de, volvemos los recursos prospectivos que se tiene en la parte de las asignaciones, se tiene otro 20 – veintitantos por ciento – total que el 67 por ciento todavía se tiene sin asignar.

 

Pablo Zárate: Dos terceras partes están ociosas.

 

Alma América Porres: ¡Dos terceras partes están ociosas! Entonces, si no se tiene un plan de asignación a futuro, sobre todo, volvemos a aguas profundas y no convencionales, estaría incompleto un plan a nivel nacional.

 

Pablo Zárate: O sea, justo por eso es tan importante la decisión del Plan Quinquenal.

 

Alma América Porres: Así es.

 

Pablo Zárate: Porque es el único mecanismo que tenemos como país, que está estructurado, que tiene ritmo, frecuencia, recurrencia, para ir aprovechando ese potencial desaprovechado.

 

Alma América Porres: Desde luego.

 

Pablo Zárate: Creo que se entiende que las asignaciones que le dieron a Petróleos Mexicanos son bastante generosas, y que inclusive si hubiera algún cuestionamiento, podría ir por la parte de qué tanto va poder Petróleos Mexicanos aprovechar al 100 por ciento esos recursos prospectivos, dado que ya falló en el pasado respecto a los programas mínimos de trabajo.

 

Alma América Porres: O sea, creo que es bien importante también decir, o sea, yo lo veo como una empresa petrolera cualquiera a nivel nacional, yo la pregunta que pondría sobre la mesa es: ¿cuál empresa petrolera, a nivel internacional, ustedes conocen que no tenga exploración? Sería matar el futuro del negocio en los próximos años.

Finalmente, yo creo que darle a Petróleos Mexicanos nuevas asignaciones en exploración permite darle vida a Petróleos Mexicanos en un mediano – largo plazo, o sea, creo que eso es lo que vio a final de cuentas la Secretaría de Energía para poderle dar viabilidad, digamos, viabilidad simplemente a futuro a la empresa productiva del Estado.

 

Pablo Zárate: Ahí hay una pregunta interesante que es sobre el futuro. Si, entiendo que ahora las asignaciones ya no están a raja tabla en 3 y 5 años, sino que están escalonadas. Si en un futuro, Petróleos Mexicanos no tuviera descubrimientos en las asignaciones, y en 5 años se encontrara en la misma situación, hay un punto en donde el Estado mexicano interviene y busca un mejor operador o, ¿cómo visualizas ese tipo de situaciones? Porque no le puedes quitar el futuro.

 

Alma América Porres: Esa sí es una atribución de la Secretaría de Energía.

Digamos, la Secretaría de Energía en sus asignaciones lo que hizo fue darles tiempos, un poquito ya más apegados a lo que se tiene en los contratos; eso hace que se tengan determinados tiempos iniciales de exploración, con algunas ampliaciones posibles en la parte exploratoria y, por ejemplo, para el caso de aguas profundas inclusive es un tiempo mayor, para ponerlos un poquito en congruencia con lo que hay en los contratos, que no está mal, ¿no? Sin embargo, como cualquier contrato digamos, y está marcado en las asignaciones, en caso de no cumplir esos programas mínimos de trabajo que tiene marcado en sus asignaciones pues tendría que revertir estas asignaciones al Estado.

 

Manuel Molano: Tú estuviste en la discusión, al menos mucho más cerca de lo que estuve yo, de cómo se formuló el marco legal actual que regula al sector, ¿por qué los planes quinquenales?, ¿por qué la revisión anual?, ¿cuál es el plazo óptimo para revisar los planes de una petrolera?, ¿deberíamos tener una visión de más largo plazo o los 5 años es porque es lo que puedes operar políticamente bajo una administración? Me gustaría mucho meterme al proceso de razonamiento del legislador cuando determinaron que pues tenían que ser planes quinquenales revisables anualmente.

 

Alma América Porres: Bueno, esto lo planteó la Secretaría de Energía, desde luego yo de alguna manera estuve un poco cerca de ese proceso, y la verdad fue, el plan lo tiene desde la ley, ¿eh? O sea, que debe de haber un plan quinquenal. Y la verdad, si ustedes observan la presentación que se hizo en el órgano de gobierno, nos tomamos un poquito el tiempo de hacer una evaluación histórica; sería bueno que lo revisaran, porque en realidad en esa revisión histórica que se hizo del plan quinquenal se vieron los grandes cambios que se tuvieron en los primeros años. O sea, el plan quinquenal comenzó si no mal recuerdo en 2015, 14-15, y entonces a los primeros, digamos, después de lo que fue la Ronda 1, o sea fue la 1.1 y 1.2, creo que hasta la 1.3 que fue la primera parte; luego, luego, se hizo una evaluación que fue el primer año, digamos después del primer año, se hizo una evaluación y la Secretaría de Energía definió un proceso un poco diferente de lo que se tenía. Entonces empezó con una retroalimentación de los operadores. En donde fue bien importante porque dijo, bueno, ¿por qué no las áreas que deba de proponer, o sea, el operador tendrá a lo mejor algún interés por algún área en específico? Y, eso fue para la primera.

 

Pablo Zárate: Eso fue, perdón por interrumpir, ¿esas son las famosas nominaciones, no?

 

Alma América Porres: ¡Las nominaciones! Que fue para la 1.4, o sea, todavía no terminaba la Ronda 1, y ya para la 1.4 fue con ciertas nominaciones de, digamos, de los operadores. Y eso lo hizo SENER, ¿eh? O sea, nosotros a nivel de la Comisión no intervenimos mucho, sino que SENER hizo todas esas interacciones, y después nos hicieron propuestas como Comisión, para proponer nuevas áreas. Eso fue la primera fase, o sea, fue un aprendizaje yo diría exponencial.

Después de la 1.4, hubo otro proceso de estandarización, que ya se empezó a plantear a través de la segunda Ronda, en donde ya se midieron, o sea, ya se pusieron estándares en tamaño, en cuanto a la parte de recursos, etcétera. Entonces, eso se hizo en una fase de la segunda Ronda.

Después, hubo otro proceso de, que le llamábamos de competitividad, algo así, en donde, que tratamos de hacer desde la primera, que tenía que ver con poner estructuras completas, o sea, a pesar de que había estandarización en cuanto a las áreas y a los recursos que tuviera, si había alguna estructura que por parte de SENER o de la Comisión, estuviera identificada como un prospecto, se podía ampliar esas áreas para que no quedaran a la mitad en la mayoría de los casos.

Entonces, hubo aprendizaje en cada una de las fases de este Plan Quinquenal, del primer Plan Quinquenal diría yo, que se modificó drásticamente, y fue un proceso de aprendizaje muy, muy grande, que en este primer, digamos 2014 – 2019, se vieron los grandes resultados que se obtuvieron, ¿no? Entonces, en esta evaluación que se hizo hace una semana más o menos, y que fue una asesoría técnica que pidió la Secretaría, pues se tomó en cuenta todo ese historial para que pueda manejarlo para el siguiente quinquenio, ¿no?

 

Pablo Zárate: O sea, digamos, la Secretaría de Energía realmente se empapó de todo lo que había pasado y cómo había pasado, y toma la decisión de encontrar los elementos sobre la mesa. Dice, continuemos con esto, hagamos unas modificaciones a nuestros bloques, pero mas bien hay una señal de continuidad.

 

Alma América Porres: Por la solicitud que nos hizo está del lado de la Secretaría, digamos.

 

Pablo Zárate: Este proceso está teniendo la continuidad en los procesos que esperaríamos hasta ahorita, si se calendarizan o no, se vuelve la siguiente pregunta.

 

Alma América Porres: Exactamente.

 

Pablo Zárate: Y creo que nos lleva a un tema muy interesante, el presidente ha dicho de manera recurrente.

 

Manuel Molano: Reiterada.

 

Pablo Zárate: Reiterada. Que no se van a reabrir las rondas hasta que no se generen resultados con los contratos. Pero de ver algunos de los documentos que ustedes emiten, me parece que hay bastantes resultados que ya hay, que no estén produciendo 500 mil barriles diarios, pues es natural por la etapa de los procesos en la que están los privados, pero ya hay muchos resultados, ya hay mucho progreso. Nos podrías resumir un poquito ¿en dónde está este argumento?, ¿cuáles son los principales avances que hay en estos contratos?

 

Alma América Porres: Sí como no, algo que es bien importante manejar sobre todo para la opinión pública es de que el 60 por ciento de los contratos adjudicados en las rondas, que son aproximadamente 62 contratos, corresponden a áreas netamente exploratorias. Eso es algo que es importante manejarlo, el 60 por ciento de los contratos, y ¿por qué? porque no son contratos que tienen producción, entonces cuando alguien dice “se tiene que tener producción de esos contratos” pues se tiene quedar tiempo para la maduración de estos contratos, para que puedan obtener producción.

 

Manuel Molano: Estamos como a qué promedio ¿10 años, 20 años?

 

Alma América Porres: No es tanto porque afortunadamente, hay 2 – 3 contratos, afortunadamente que fueron en aguas someras, y el resto sí están en aguas profundas, entonces ahí sí podríamos decir que estamos de, que iniciaron los contratos, a siete años más o menos, ocho años, a que puedan tener producción, pero los de aguas someras sí son de tres a cuatro años para que puedan tener su primera producción. Después, el 20 por ciento de los contratos adjudicados que son otros 21 contratos, corresponden a áreas de etapas que se combina la exploración y la evaluación; tampoco tienen producción, entonces ahí hay un punto en el que tampoco podemos tener producción y al final de cuentas hay solamente dos, o sea, 20 por ciento de los otros y estamos contando las migraciones que tienen producción, pero son de los contratos qué ya estaban produciendo y que ya eran producción muy, muy marginal.

 

Pablo Zárate: Y que siempre fueron cosas más chicas.

 

Alma América Porres: Y que fueron muy pequeñas, a veces sabía de 20 barriles, de 10 barriles, etcétera. Aunque hayan duplicado o triplicado no pueden hacerle competencia a los campos muy grandes, sin embargo hay tres proyectos de los cuales se puede decir que pronto se va a tener producción y hay uno en especial que ya se tiene producción. Uno de ellos es uno de la ronda 1.2 que es un proyecto de ENI que empezó a tener producción hace ya algunas semanas.

 

Pablo Zárate: Bueno, hasta el presidente lo tuiteó.

 

Manuel Molano: Sí claro.

 

Alma América Porres: Que ya se tiene, el siguiente proyecto que próximamente podría tener producción son los de la 1.2, que son los que se entregaron ya en una etapa con un descubrimiento y que podrían tener pronto producción, son tres proyectos y el que tuvo descubrimiento que fue Zama. O sea, esos cuatro proyectos podrían decirse que en el transcurso de este año a los próximos dos años van a incorporar producción más o menos fuerte y que podríamos decir que en los próximos años estarían produciendo desde el punto de vista competitivo, aproximadamente estamos hablando de, no me acuerdo, para no decir un nombre erróneo mejor no lo digo. Este año empezó a producir ENI, va a llegar aproximadamente a 100 mil barriles para los próximos años.

 

Pablo Zárate: Que es un proyecto grande.

 

Alma América Porres: Y después viene Hokchi, que es menos la producción, pero ese va a producir a finales del próximo año, o sea, se tiene planeado y así tendrá que venir el de Zama qué tendría que terminar de evaluarlo y empezar su producción, presentar su plan de desarrollo y sabríamos en que momento, pero digamos que dentro de los próximos dos o tres años, estaremos recibiendo aproximadamente más de 200 mil barriles de estos proyectos. Entonces es importante.

 

Manuel Molano: Y en este dilema de huevo y gallina, de mientras no haya petróleo no hay rondas, ¿tú cómo ves en general la participación del sector petrolero global en México? ¿ya están todos los que tendrían que estar o todavía nos hace falta traer algunas empresas que podrían estar aportando a este proceso de agilizar y que volvamos a nuestra plataforma petrolera, al menos en 2 millones y medio de barriles en algún momento?

 

Alma América Porres: Bueno como siempre, yo creo que hay, yo siempre también lo he dicho a nivel de lo que son aguas profundas, las mejores prácticas a nivel mundial es hacerlo por consorcio y ya muchas de las majors que son las que entran en este tipo de operaciones ya están en México. Ahora hay que conservarlas y que sigan manejando este tipo de proyectos y lo deseable sería, de que inclusive las mismas asignaciones que tiene Petróleos Mexicanos en donde ya hay descubrimientos, pudieran tener asociaciones con este tipo de operadoras. Entonces para mí eso sería bien importante, no tengo en la mente alguna que sea de esa categoría que no esté en México, pero lo importante es conservarlas y que puedan manejarse en los posibles nuevos proyectos en México.

 

Pablo Zárate: Entrando a la recta final de la conversación, me gustaría preguntarte sobre el futuro inmediato, hemos estado platicando mucho sobre las perspectivas de futuro y cómo las rondas se conectan con eso y las asignaciones se conecta con eso. Pero una pregunta que está puesta hoy sobre la mesa tiene que ver con 2020 y las predicciones que podamos hacer sobre 2020 en este contexto. Y hay dos números que están interesantes y me gustaría ver tu perspectiva. Uno es ¿qué tan difícil es producir 1 millón 900 mil barriles diarios desde la plataforma que tiene Petróleos Mexicanos? y la otra que creo que también tiene una complejidad grandota es que los privados produzcan 85 mil barriles en el próximo año. Los dos digamos estamos hablando de un crecimiento significativo desde la base que tienen, a veces los mexicanos nos acostumbramos a tamaños petroleros extraordinarios. Pero tú en un país crees que 300 mil barriles diarios en un año, pues para muchos países implicaría una diferencia gigantesca, los mexicanos lo descontamos porque nuestra historia petrolera nos dice “ah bueno son 300 mil barriles”. Cantarell solo producíamos 2 millones de barriles, en fin, tenemos esta forma de verlo, es un brinco muy grande.

 

Alma América Porres: Así es.

 

Pablo Zarate: Y que los contratos que producen 10 mil o 20 mil empiecen a producir casi 100 mil también es un brinco muy grande, ¿qué es lo que tiene que pasar para que esto por supuestos se actualicen?

 

Alma América Porres: Sí en realidad hay algunos supuestos que ya están pasando afortunadamente; uno de ellos es a nivel de los contratos ya tenemos los planes de ENI y de Hokchi ingresados en los cuales tenemos día a día las actividades que tendrían que estar haciendo y es parte de nuestra responsabilidad darle seguimiento a todos estos planes para que puedan llegar a esas metas en cuestión de los contratos.

 

Pablo Zárate: O sea, estos 85 mil con estos dos proyectos tú te sientes cómoda que son alcanzables.

 

Alma América Porres: Seguramente se van alcanzar. Ahora, en cuestión de las asignaciones ahí hay también múltiples factores, o sea múltiples factores que tienen que ver con, por eso nosotros hemos dado también mucho seguimiento al ingreso de los nuevos descubrimientos de Petróleos Mexicanos y de revisar con cierta lupa el cumplimiento de esos planes que estén presentando. Hasta ahorita nosotros hemos evaluado alrededor de 15 planes de los 20. Tenemos ingresados otros dos que próximamente estaremos llevando a órgano de gobierno, entonces serían 17, hasta ahí estamos. Llegar a la meta tiene que ver con que se cumplan los 20 planes perfectos.

 

Pablo Zárate: Perfectos.

 

Alma América Porres:  Que no existan sorpresas, es decir, la sorpresa es de que todas nuestras actividades que están contempladas tengan la certidumbre, o sea, decir los pozos que tenemos tengan los gastos que están prometiendo.

 

Pablo Zárate: Que es todo un tema.

 

Alma América Porres: O sea todo tiene su incertidumbre, siempre tiene una incertidumbre, sin embargo, pues sí estamos, los contratos también, en este caso como que hay más variables porque son más campos, son 20. Y también hay otro factor interesante que hay que darle seguimiento y es de que de todos los planes que se tienen actualmente en la Comisión, hay muchas actividades que se tenían que haber cumplido, o que se tiene que cumplir para que no exista una declinación de los principales campos que tenemos.

 

Si vamos cayendo en unos, aunque subamos en otros, no necesariamente habrá un incremento, entonces digamos como que tiene que haber un balance perfecto en todo esto para que podamos cumplirlo. Entonces la palabra clave aquí es el cumplimiento, ejecución digamos muy buena, y por nuestra parte una supervisión también y que vayamos dando seguimiento.

 

Pablo Zárate: Para que aquellos puedan cumplir con estos planes. Una pregunta,  típicamente, cuando piensan en la declinación natural de todo el portafolio de producción de México.

 

Alma América Porres: Deja antes de que se me olvide, algo importante es de que se cumpla la inversión, porque igual las actividades están muy bien, pero a veces mucho de lo que Petróleos Mexicanos ha adolecido es de que podrá tener muchas actividades pero las inversiones prometidas no fueron las suficientes como se tenían programadas. Entonces sí es importante qué lo que está planeado en cuestión de actividades en concordancia con sus inversiones se lleven acabo.

 

Manuel Molano: ¿Y esto es comparado con el mundo privado?

 

Alma América Porres: Es comparado con el mundo privado, nada más aquí depende mucho de las inversiones que a veces no es tan comparable, es lo que al gobierno le asignen en cuanto a la posible inversión que tenga anualmente para sus actividades.

 

Manuel Molano: Que ahí debe ser un tema del costo de capital también ¿no? Si yo pienso en un bono de una petrolera como Exxon pues debe estar intercambiándose ahorita con un premio del 2.2 por ciento al año, mientras que el costo de Pemex, lo que tiene que pagar para que se lleven su papel es un premio significativamente arriba del premio soberano que ya es más grande que el de una petrolera consolidada major, entonces ¿qué tendría que pasar ahí?, ¿tendríamos que darle a Pemex proyectos que requieran menos capex? ¿o tendríamos que encontrarle una fuente de financiamiento más barata?

 

Alma América Porres: Yo diría “no importa cómo pero que cumpla su capex  y su opex”.

 

Pablo Zárate: A mi suena que sea como sea, el presupuesto sí le ha puesto un reto de proporciones titánicas al managment de Petróleos Mexicanos porque generar un incremento de 300 mil barriles diarios, que no es un incremento de 300 mil barriles diarios, la tasa declinación normal del portafolio de Petróleos Mexicanos serán 100 – 200 mil barriles al año de forma natural.

 

Alma América Porres: Es también importante.

 

Pablo Zárate:  Entonces lo que realmente le están pidiendo a Octavio Romero es: “encuentra 500 mil barriles de producción adicionales para que las metas fiscales del país se cumplan tal cual. Me parece que ahí hay un reto de proporciones épicas y literal la mejor de las suertes. Ojalá que los 20 campos, los 20 astros, se alinien de manera perfecta para que la ejecución y todo salga impecable, porque si hay una conversación más allá de lo petrolero sobre esto, las finanzas del país puestas sobre un supuesto grandote. Alma América muchísimas gracias por acompañarnos.

 

Manuel Molano: Muchísimas gracias.

 

Alma América Porres: No al contrario.

 

Pablo Zárate: Amigos también a ustedes muchas gracias por acompañarnos, nos vemos aquí en la próxima edición conjunta de Pulso Energético e IMCO. Muchas gracias.

Previous Article

Ya sabemos dónde está el potencial petrolero de México y quién lo está desarrollando

Next Article

¿En qué va el Plan Quinquenal de Licitaciones?

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *