85% de descuento petrolero… en el tiempo para explorar en aguas profundas

Author: Share:

66 mil 425 kilómetros cuadrados –el área total que se licitará en la Ronda 2.4– es un poco más que el territorio completo del Estado de Nuevo León. A primera vista, suena demasiado grande.

Pero es proporcional al tamaño del reto. El área total de aguas profundas del lado mexicano en el Golfo de México con potencial de hidrocarburos equivale a más de 8 veces el territorio completo del Estado de Nuevo León.

Estas referencias pueden ser útiles para dar idea de la extensión. Pero nos dicen poco del esfuerzo que explorar un área de este tamaño representa desde la perspectiva petrolera. Aquí es muy útil el análisis que George Baker, de Energy Intelligence, hizo en 2014.

“Pemex dice que en el área de aguas profundas de la porción mexicana del Golfo de México, hay unos 500 mil kilómetros cuadrados con prospectividad de gas y petróleo. Si Pemex fuera a analizar el potencial de unos 2 mil 500 kilómetros cuadrados (poco probable bajo el ritmo actual de 2 a 4 pozos por año), tomaría dos siglos definir por completo el potencial de la región”.

De conservar el ritmo, era previsible que buena parte de estas áreas jamás se podría aprovechar. Pero es claro que el nuevo modelo, al permitir que se acelere la inversión y la actividad, tiene el potencial de reducir significativamente el tiempo necesario para llevar a cabo las actividades que México requiere.

La pregunta es ¿qué tanto?

Aunque la Ronda 2.4 plantea licitar 66 mil 425 kilómetros en bloques, el estimado de éxito oficial es de 30 por ciento. Que los bloques tengan tamaños diferentes entre sí complica un poco el análisis: es difícil saber de antemano cuáles bloques se licitarán y cuáles no. Pero una manera de hacerlo atendiendo al peso específico es aplicar el porcentaje de éxito a la extensión total. De esta forma, se anticipa que 20,053 kilómetros cuadrados se van a adjudicar (y, por lo tanto, explorar).

Tabla 1: Superficie de los bloques a licitar en la Ronda 2.4

Zona Bloques a concursar Superficie de bloques (km²)
Perdido 9 18,757.8
Cordilleras Mexicanas 10 23,338.9
Cuenca Salina 10 24,328.2
Fuente: CNH, Rondas México

De confirmarse, la Ronda 2.4 habría generado condiciones para que 4 por ciento de la extensión total de las aguas profundas mexicanas en el Golfo de México se exploren. Esto implica que se necesitan 25 rondas igualmente exitosas para poder analizar prácticamente el 100 por ciento del Golfo de México.

Asumiendo que el esquema planteado por el Plan Quinquenal de Licitaciones, de celebrar licitaciones anuales con ritmos similares, se sostiene, México necesitaría 31 años para terminar de explorar sus aguas profundas.  Esto representa apenas 15 por ciento del tiempo que le hubiera tomado a Pemex lograr lo mismo por sí solo, de acuerdo con el análisis de George Baker.

Sin duda implica acelerar el paso. Esto es justo lo que necesita si consideramos que, en el mundo energético, se ha empezado a cuestionar si en la segunda mitad del siglo los hidrocarburos van a ser igual de relevantes.

Previous Article

Los kilómetros adjudicados

Next Article

Editorial: De proyectos individuales a portafolio de largo plazo

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *