El crecimiento exponencial en las inversiones que llegará en este sexenio

Author: Share:

El volumen de inversiones en el sector energético (particularmente el petrolero) fue uno de los focos de discusión durante el mensaje de toma de protesta presidencial el sábado pasado cuando la nueva administración centró la evaluación en la Inversión Extranjera Directa. En su discurso, el presidente Andrés Manuel López Obrador, mencionó que sólo se han invertido 760 millones de dólares que reflejan apenas 1.9 por ciento de la inversión de Pemex.

Es importante señalar que este indicador deja fuera las inversiones que han realizado empresas nacionales y, también, sólo refleja las inversiones de los proyectos que son mayoritariamente exploratorios. Una vez que estos proyectos transiten a producción y desarrollo, las inversiones se multiplicarán.

Como explica la Secretaría de Energía en la presentación Factores que Motivaron el Diseño e Instrumentación del Nuevo Modelo Petrolero, en los últimos 3 años las inversiones han sumado mil 700 millones de dólares (sin considerar los 2 mil millones de exploración superficial que se han anunciado). La mayor parte de los proyectos que se asignaron en las rondas estaban en fases exploratorios o con algún descubrimiento, pero en la gran mayoría era necesario realizar trabajos de evaluación, delimitación y desarrollo durante varios años.

En los siguientes 6 años el panorama será totalmente distinto. Las inversiones crecerán exponencialmente. De 2019-2021 las estimaciones de Sener apuntan a que 10 mil millones se invertirán sólo como producto de los contratos petroleros adjudicados para transitar a etapas de más avanzadas de desarrollo. En la última mitad del sexenio (2021-2024), las inversiones serán 15 veces más altas que en el periodo de 2016-2018.

Fuente: Sener (lámina 40)

Estas inversiones se concretarán en nuevos pozos de desarrollo y producción, la contratación de equipos de producción y empleo que generarán una derrama económica en distintos estados de la república.

La razón para que las inversiones se multipliquen casi 6 veces en sólo 3 años coincide también con los periodos promedio que toma desarrollar distintos yacimientos en tierra y aguas someras, mientras que los proyectos en aguas profundas podrán iniciar sus primeras fases productivas cerca de 2024.

En promedio se espera que mayores inversiones alcancen una producción de 2.2 millones de barriles de petróleo para 2023 de los cuales entre 1.9 y 2 millones de barriles serían de Pemex y los restantes, de los contratos petroleros, aunque de no continuar con la adjudicación de contratos, habría un potencial desarrollo de reservas sin concretarse. Si se continuara la adjudicación de áreas la producción podría acelerarse hasta representar un adicional de más de 600 mil barriles diarios de crudo para 2027.

Fuente: Sener (lámina 60)
  Next Article

Melina Ramírez: Inversión e inclusión en energía

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *