Editorial: Un debate que regrese a los argumentos y las evidencias

Author: Share:

Nuestro próximo número de Pulso Energético llegará en un contexto político muy diferente. A partir del 1 de diciembre ya no estaremos en un proceso de transición sino en uno de ejecución. ¿Qué rumbo seguiremos en los siguientes seis años? El periodo de transición nos ha dado indicios de lo que podemos esperar a partir de un documento publicado por el equipo de transición y una serie de discusiones que se gestaron desde antes de las elecciones.

En este proceso vimos de todo: desde argumentos técnicos y explicaciones que parten de la observación y análisis profundo hasta las teorías más inverosímiles basadas en mitos e ideas preconcebidas que se propagaron abiertamente.

El equipo de transición hizo una labor importante por sustentar sus decisiones y su visión con datos factuales y una proyección lógica de sus teorías de política pública e impacto en el sector; sin embargo, en el análisis de estas propuestas, el debate fue más superficial que granular.

Esta no puede —no debe— ser la tendencia para los siguientes años. Es de estos debates que nacen de la ciencia y de los datos abiertos, de la información más que la suposición, donde surgen las ideas para generar el desarrollo del mañana.

En los próximos 6 años desde Pulso buscaremos ser una de estas voces que aporta datos e información de contexto. No siempre tendremos las conclusiones adecuadas, pero seguimos creyendo que es desde el ágora y no desde el escenario monológico donde surgen las ideas que sirven de brújula para democratizar el desarrollo nacional.

Nos vemos del otro lado del sexenio.

Pulso Energético

Previous Article

Las 5 recomendaciones de Pulso para la administración entrante

Next Article

El éxito exploratorio de aguas profundas

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *