Pentálogo Petrolero de Pulso (el PPP)

Author: Share:

La única manera de ser consistentes es responder a grandes principios.

En lo petrolero, buena parte del contexto está cambiando todo el tiempo (el precio, la competitividad relativa de un país contra otro, etc.). Es importante analizarlo y entenderlo para poder atender las coyunturas con efectividad.

Pero, aún mientras se responde al día a día, es importante no perder de vista el destino. Ni el camino.

Con esto en mente, hemos decidido recopilar los 5 principios que han animado nuestros reportes. A veces buscamos ilustrar los beneficios de aplicarlos, y a veces los costos de ignorarlos. Pero han sido ideas que anclan nuestra forma de pensar.

 

  • Valor sobre volumen

La actividad petrolera no es inherentemente buena ni mala. Al ser el motor del resto de la economía, puede ser estratégica. Pero como cualquier actividad económica, sólo es valiosa si agrega valor. Dicho de otra forma, el beneficio de la actividad petrolera debe ser mayor a sus costos asociados (esto aplica a nivel activo, empresa o país). No todo se puede o debe medir solamente en términos de producción diaria.

  • Las recientes declaraciones de Pemex de privilegiar la calidad sobre el volumen son un gran ejemplo de cómo aplicar este concepto.
  • El corolario sería aceptar que, en cualquier activo, es posible que alguien más agregue más valor que el operador actual. Eso no significa que el operador actual “no puede”.
  • Distintas compañías desarrollan distintas especialidades, convirtiéndose de esta forma en operadores especialistas de nicho y buscando proyectos en el mundo donde puedan aplicar sus capacidades específicas.

 

  • Constancia sobre coyuntura

El “nuevo” modelo energético mexicano ya no es nuevo. Es resultado de décadas de discusión y de un consenso democrático de gran calado. Es un sistema auto-calibrable que tiene como objetivo atraer las inversiones necesarias para revertir la caída en la producción agregando valor (revisa nuestro punto de valor sobre volumen).

Como tal, las coyunturas políticas –a menos de que explícitamente cambien este objetivo–  no deben alterar el funcionamiento del modelo.

  • La continuidad en Rondas es indispensable para alcanzar las metas de inversión
  • La continuidad en Rondas es indispensable para no perder espacios ganados en competitividad

 

  • Para ser exitoso, el modelo necesita que Pemex sea exitoso. Pero Pemex también necesita el modelo para ser exitoso.

81 por ciento de las reservas petroleras del país están en manos de Pemex. Hoy por hoy, casi 100 por ciento de su producción también. Es indispensable que Pemex esté bien para que el sector petrolero mexicano también lo esté.

Pero creer que quitarle instancias competitivas a Pemex implica ayudarlo es un error. Renunciar a que Pemex tenga pares operando en México más bien le pone a Pemex una loza muy pesada. Si 2004 a 2015 son indicación, aún con mayores recursos e inversiones, sostener toda la producción petrolera nacional en la era del petróleo difícil es una carga demasiado pesada para una sola empresa.

 

  • Sin crecimiento en inversión no hay crecimiento en producción. 

La producción futura depende de la inversión presente (de nuevo, es importante revisar nuestro punto de valor sobre volumen). De acuerdo con datos de la Agencia Internacional de Energía, México necesitaría 26 mil 600 millones de dólares por año en inversión de exploración y producción para alcanzar el escenario de producción más optimista (en el que crecemos un 40 por ciento respecto a lo actual).

Hay dos opciones:

  • Prácticamente cuadruplicar el presupuesto actual de Pemex en exploración y producción por año, con todos los riesgos geológicos, de gestión y deuda que conllevaría
  • Atraer 2.4 por ciento de la inversión total global de exploración y producción, reduciendo el riesgo geológico a través de la pluralidad de evaluaciones por distintas compañías

 

  • Sin transparencia no hay nada

México tiene que seguir innovando y, como explicó el Altantic Council al concluir la Ronda 1, redefiniendo los estándares de transparencia en la industria petrolera.

Otros países sólo han tenido que ser transparentes y no han tenido que hacer un esfuerzo adicional. Pero México tiene mucha historia y los mexicanos, al menos en estos temas de corrupción, cada vez tenemos mejor memoria

Previous Article

El reto exploratorio: necesitamos más pozos

Next Article

Los libros de 2017

Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *